Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

PP, PAR y C's exigen una rebaja fiscal para dejar de "sangrar" a los contribuyentes

Critican que la recaudación se dispare porque lastra la economía y el consumo. Podemos e IU defienden la subida aplicada por la DGA porque es "progresiva".

J. Alonso Actualizada 12/08/2017 a las 11:46

Los partidos aragoneses del centroderecha, PP, PAR y Ciudadanos, reclamaron ayer al Gobierno de Javier Lambán que aborde una rebaja fiscal con el objetivo de dejar de "sangrar" a los contribuyentes y relanzar la actividad económica. A su juicio, urge acometer una revisión de la cesta impositiva tras la aprobada hace dos años por la coalición PSOE-CHA y subrayaron que existe margen suficiente cuando la recaudación de los impuestos propios y cedidos no solo se ha disparado, sino que triplica a los estatales en el primer semestre.

Mientras tanto, los socios de investidura del presidente Lambán, Podemos e IU, salieron en defensa de la subida fiscal que grava a los que más tienen y a grandes empresas, como es el caso de las hidroeléctricas.

Como informó ayer este diario, la subida fiscal aplicada por la DGA ha incrementado la recaudación de los impuestos sobre los que Aragón tiene competencia. Los derechos reconocidos en los tributos cedidos (que engloba principalmente los de Sucesiones, Transmisiones, Actos Jurídicos y Patrimonio) han crecido un 21% y los propios de la Comunidad lo han hecho en otro 20% de enero a junio. Mientras, los tributos dependientes del Estado (IRPF, IVA y consumos) que reciben las arcas autonómicas solo lo ha hecho un 7%.

Y donde verdaderamente se ha batido récord es con Sucesiones y Donaciones, con el que los derechos de cobro de la DGA se han disparado un 44% respecto al mismo periodo de 2016, cuando ya se registró un sustancial aumento. La cifra se acerca a los cien millones, lo que representa un 69% de la previsión para todo el año.

El portavoz del PP en la comisión de Hacienda de las Cortes, Antonio Suárez, urgió a la DGA a acometer un "replanteamiento general del sistema fiscal" porque se está "castigando" a los aragoneses. Suárez señaló que existe margen suficiente, puesto que el "subidón" impositivo del año pasado ya supuso una recaudación extra de cien millones de euros, a la que se debe sumar la liquidación de 2015 y, ahora, la inyección adicional del Estado y la proveniente de la subida fiscal.

Suárez destacó que el tributo que primordialmente se debe reducir es el de Sucesiones porque Aragón es uno de las comunidades que lo tiene más alto. "Es escandaloso", opinó.

El diputado popular consideró que Aragón ha notado menos la recuperación económica precisamente por la presión fiscal, que lastra el consumo y la actividad económica cuando las políticas del Gobierno del PP han auspiciado la reactivación.

En la misma línea, el diputado del PAR Jesús Guerrero criticó que se "apriete las tuercas" a las empresas y autónomos que generan riqueza. "La mejor política social es crear empleo y la presión fiscal lastra la economía", opinó.

Guerrero también incidió en que se debe aligerar las cargas a las familias para impulsar el consumo y con ello la economía. "El Gobierno de Lambán se ha pasado de rosca, especialmente con Sucesiones. "Fuimos artífices de las bonificaciones con los gobiernos del PSOE y del PP y ahora se va por mal camino", añadió.

Por su parte, el diputado de Ciudadanos Javier Martínez estimó que la subida fiscal era "innecesaria" porque la propia reactivación ha aumentado por sí sola la recaudación. Martínez reclamó a la DGA que se deje de "sangrar" a los aragoneses y explique qué va a hacer con los ingresos extra. "Hay que hacer una revisión completa de la cesta de impuestos, aunque no somos partidarios de la supresión completa de Sucesiones", manifestó.

En el lado contrario se situó el parlamentario de Podemos Héctor Vicente, quien sostuvo que la recaudación del primer semestre confirma que una política fiscal progresiva, como la que propone Podemos, "da mejores resultados para Aragón y desmiente los disparatados pronósticos de la derecha de una huida de contribuyentes e incluso una disminución de la recaudación".

No obstante, consideró completamente innecesario recurrir a impuestos "regresivos" como el de la Contaminación de las Aguas. "No es otra cosa que la factura que vamos a pagar todos los aragoneses por la juerga de las depuradoras", dijo.

El coordinador de IU-Aragón, Álvaro Sanz, defendió la subida fiscal porque, a su juicio, grava a los que más tienen. Sanz señaló que esta tesis es la que siempre han propugnado, la de que "apoquinen" los bancos, grandes empresas como es el caso de las hidroeléctricas con el impuesto que grava los saltos en Aragón o los que más tienen. "Se demuestra que la crisis no solo es de gasto, sino de ingresos", opinó.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo