Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Sociedad

¿Cómo se celebra el Nuevo Año Chino en Aragón?

Varios residentes chinos y aragoneses se preparan para recibir este sábado el Año Nuevo Chino o Festival de Primavera.

27/01/2017 a las 06:00
Celebración del Año Nuevo chino en Zaragoza.

Comida tradicional, entrega de sobres de la suerte, colocación de carteles con mensajes cargados de buenos deseos… en definitiva, una celebración como la que nosotros tuvimos hace apenas un mes, pero trasladada al calendario tradicional chino. Este sábado, 28 de enero de 2017, comienza el año 4715 según su calendario basado en los ciclos lunares y agrícolas.

El Año Nuevo Chino o Festival de Primavera es una de sus fiestas más importantes, por eso, Fang Pan, profesora de chino en el Centro de Lenguas Modernas de la Universidad de Zaragoza, organizaba una velada muy especial acompañada de sus alumnos y ex alumnos, tanto chinos como aragoneses.

“Este año es el año del gallo, el pasado fue el del mono”, explica Pan. “La tradición dice que, si es tu año, has de llevar algo rojo durante todo este periodo para tener buena suerte”, asevera. Esta y otras curiosidades son parte de sus clases de chino, que no se limitan tan solo a aprender el idioma. Por eso, y con el objetivo de descubrir más cosas sobre su país, su cultura y sus tradiciones más ancestrales, Pan organizaba una jornada protagonizada por un taller de iniciación a la caligrafía china.
 

“En mi país se cuelgan carteles en las entradas de las casas en los que pueden leerse algunos buenos deseos de fortuna, suerte, salud o dinero”, explica mientras muestra unos letreros de color rojo y blanco con letras grandes, doradas y brillantes.


Wei Liang, de la Asociación china Seda y Bambú de Zaragoza, es el encargado de impartir este curso. Tras repartir varios pinceles, hojas de papel -en este caso de periódico ya que el original resultaría muy caro- y unos vasos con agua y tinta china, comienza a instruir a un grupo de unos 30 estudiantes. “Lo más importante, y también lo más difícil, es aprender a coger el pincel. Estos, que suelen ser de madera, habitualmente de bambú, han de cogerse de manera completamente vertical y sin apoyar la mano en la mesa”, resume.

En China este tipo de escritura está considerada como un arte ancestral: “Hoy en día no hay mucha gente que sepa escribir de la manera tradicional en mi país, solo quien se interesa en aprender y busca cómo hacerlo”, añade. Como curiosidad, cada carácter tiene un orden riguroso a la hora de realizar el trazo, que ha de respetarse a la hora de escribir. “También es una buena actividad para cultivar la paciencia”, concluye.
Entre los asistentes se encuentra Zhao Jun Jun, estudiante de intercambio de Filología Hispánica. “Estoy muy contenta y muy sorprendida de ver cuánta gente aragonesa se interesa por la cultura de nuestro país, es algo muy bonito”, explica la joven. A pesar de llevar tan solo 5 meses en Zaragoza, asegura que ya se siente como en casa: “En mi país, en estas fechas no comemos tantos dulces y lo que se vende aquí como comida china no se parece a la realidad, pero no está mal. Eso sí, aquí hace mucho frío y mucho viento”, añade.

También se encuentra Meng Chen, que lleva cinco años viviendo en España y uno en Huesca –donde ha realizado el Máster de Turismo de la Universidad de Zaragoza-. “En China el 1 de enero occidental es festivo, pero un día más del calendario anual. Nosotros celebramos las fiestas según el calendario solar y el lunar”, explica. Por eso el Año Nuevo Chino cae cada año en una fecha diferente, aunque suele ser a finales de enero o principios de febrero. “Es verdad que el Año Nuevo Chino es muy diferente al occidental, pero la esperanza de empezar de cero es un fenómeno mundial”, afirma.

“Durante la velada comemos cosas típicas como el ‘JiaoZi’ tradicional, una especie de empanada rellena de carne y verdura, algunos dulces típicos y carne o pescado”, recuerda Chen. Además, en cada casa se suele hacer entrega de los que denominamos ‘Ya Sui Qian’, un sobre rojo que contiene dinero en su interior. La cantidad ha de ser par, y los números tienen que tener un significado especial. Esta tradición se hace a los descendientes”, resume.

Aragoneses en el Año Nuevo Chino

Sara Lahoz y Julia Duerto, estudiantes de primero y segundo de chino respectivamente, no dudaron en apuntarse a las actividades planteadas por su profesora. Ambas reconocen estar estudiando el idioma por placer, aunque les encantaría poder hacer uso del denominado “idioma del futuro”. En torno a una quincena de aragoneses acudieron al restaurante Cielo Dragón de Zaragoza donde se llevó a cabo la celebración.

“Durante un viaje que hice a Tailandia me di cuenta que todo el mundo hablaba dos o tres idiomas y que en España no suele ser habitual, así que me decidí a intentarlo, además dicen que es el idioma del futuro”, bromea Lahoz. En el caso de Duerto, fue su hermana –que trabajó en el sudeste asiático una temporada- la que le animó a intentarlo. “Creo que si entiendes una lengua, cuando haces un viaje todo cambia completamente”, añade.

Durante la cena, además de los típicos platos de Año Nuevo en China, entre ensalada de algas, tofu con verduras, empanadas tradicionales, arroz, pollo y unos dulces de calabaza como postre; Fang Pan hizo entrega a los asistentes de sus respectivos ‘Ya Sui Qian’ -sobres rojos- con algunos billetes de su país, y unos pequeños presentes para entrar en el nuevo año con buen pie.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo