Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Salud

Las visitas a urgencias se incrementan más de un 12% en solo tres años

El 8,5% de estos pacientes no revisten ningún tipo de gravedad y deberían ser atendidos en los centros de salud.

M. S. Z. Zaragoza 15/10/2016 a las 06:00

Ir a urgencias puede significar estar tres y cuatro horas en el hospital. Un problema que cada año es más habitual debido a que el número de aragoneses que acuden a este servicio no ha dejado de crecer en los últimos tiempos. Según los datos facilitados por el Gobierno de Aragón, en los cuatro primeros meses del año ya se han atendido a 201.448 personas en los hospitales públicos de Aragón. Esto supone 1.665 pacientes al día, un 12,19% más que hace tres años. 

Desde el departamento de Sanidad detallan que este aumento no se debe a una causa concreta. Una opinión que comparten los diferentes sindicatos, aunque señalan que el envejecimiento de la población es una de las cuestiones más importantes. “Cada vez vivimos más años y las enfermedades se cronifican. De este modo, no es extraño que se necesite ir con más asiduidad a los centros hospitalarios, provocando la correspondiente saturación”, especifica Juan Urdaniz, secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CC. OO. Aragón.

Prueba de ello es que, según la Encuesta Europa de Salud, publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 60% de la población de Aragón tiene diagnosticada algún tipo de enfermedad que permanece con el paso de los años. Esta cifra está por encima de la registrada hace cinco años, cuando se publicó el informe anterior. En el 2009, más de 550.000 aragoneses tenían diagnosticada una dolencia crónica, un grupo que en 2014 superaba los 670.000, un 20% más.

Sin embargo, que cada vez haya más atenciones y que el servicio esté más saturado, no implica que la gravedad de las situaciones sea mayor. De hecho, según el Gobierno de Aragón, el porcentaje de pacientes que tienen algún riesgo o urgencia no ha variado en los últimos años, al igual que tampoco lo han hecho aquellos que acuden al hospital sin necesidad. Así lo evidencian los informes del departamento de Sanidad, que muestran que el 8,5% de las personas que acuden al hospital, no tienen una verdadera urgencia. Este dato se obtiene a raíz de la calificación que se le da a cada uno cuando son atendidos en triaje. Allí, el personal sanitario valora el estado de salud según las molestias o dolores que presenta, determinando el nivel de urgencia que tiene: V es el más reducido y el I, el más grave.

De acuerdo a la información obtenida en los cuatro primeros meses del año, cada día más de 140 personas acuden a los hospitales aragoneses sin necesidad, ya que podrían ser atendidas en los centros de atención continuada o en los centros de salud. En este apartado se engloban dolencias como catarros, esguinces y similares. “Generalmente, cuando alguien va a urgencias es por una valoración propia, es decir, no es por recomendación de un sanitario. Por ello, no es de extrañar que se den casos de gente que venga sin tener una urgencia real”, especifica Urdániz.

Este grupo, junto con aquellos calificados como nivel IV (que se reconocen como “pacientes menos urgentes”), suponen casi 6 de cada 10 entradas a urgencias. “Este servicio sirve, aparte de para atender a personas que están graves, para solventar la ineficacia del sistema, tanto en tiempos como en recursos”, puntualiza Urdaniz. Según detalla, es normal que acudan personas con enfermedades crónicas, “a las que cualquier catarro se les puede complicar en una neumonía”. También son habituales aquellos que no han podido encontrar hora en el centro de salud (o es fin de semana) y los que prefieren no esperar las listas de espera del especialista o de cirugía.

“Si tienes un problema en la pierna y necesitas que te vea el traumatólogo, pueden pasar varios meses desde que te derivan hasta que te dan el resultado. Sin embargo, si vas a urgencias, ya te avanzan algunas pruebas y, en ocasiones, puedes salir hasta con el diagnóstico completo”, subraya Urdaniz. En concreto, según los datos de agosto, más de 2.600 aragoneses llevan más de seis meses aguardando una operación, 1.394 pendientes de pasar por el quirófano de Traumatología.

Por su parte, los pacientes estables con riesgo potencial (nivel III) suponen el 33% de las atenciones en urgencias, mientras que los de riesgo vital (nivel II) son un 8,9%. Finalmente el 0,1% restante se debe a aquellos que requieren resucitación.
 

Solo el 12% se ingresan

De las más de 700.000 personas que llegaron en 2014 a alguno de los servicios de urgencias de Aragón (entre el sistema público y privado), solo un 12,17% tuvieron que ser ingresadas. Así se desprende de la Estadística de Centros Sanitarios de Atención Especializada, publicada por el Ministerio de Sanidad. Los datos de Aragón están ligeramente por encima de la media nacional (10,32%), una cuestión que podría explicarse observando la pirámide demográfica de la comunidad, ya que es de las zonas que mayor porcentaje de población envejecida tiene.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual