Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Inmigración

Más de 2.100 aragoneses, a la espera del posible control de empresas en Reino Unido

Reino Unido quiere obligar a las empresas a realizar un listado con el número de trabajadores extranjeros.

M. S. / Agencias. Zaragoza Actualizada 07/10/2016 a las 10:24
Banderas británicas en Londres

Los últimos anuncios realizados por el Gobierno británico no hacen más que evidenciar que la separación de la Unión Europea puede conllevar algún que otro quebradero de cabeza a los aragoneses que estudian y trabajan allí o que tenían pensado hacerlo. Ejemplo de ello son las declaraciones de la ministra de Interior, Amber Rudd, que aseguró que se impondrían restricciones a la llegada de estudiantes y empleados internacionales, con el objetivo de “reducir el número de inmigrantes que llegan a Reino Unido”. Una medida que podría afectar a los más de 2.100 aragoneses que están residiendo en el país, según el Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) cada año.

María L. S. es una de ellas. Esta joven zaragozana que vive desde hace tres años en Londres asegura que el día que se aprobó el brexit, sintió que la “estaban echando del país”. “Fue un día complicado porque la sensación que teníamos en Londres era de que nadie se quería ir, pero finalmente el voto conjunto decidió que sí”, explica. De hecho, tras ese día le preguntó a su jefe si este cambio iba a tener algún efecto en su continuidad en la empresa. “Me dijo que no me tenía que preocupar de nada y realmente creo que las personas que ya tenemos un contrato y que pagamos nuestros impuestos, seguiremos así. Lo que será más complicado, a partir de ahora, es poder encontrar un trabajo”, especifica.

La propuesta que presentó la ministra de Interior es que a partir de marzo de 2017, momento en el que se iniciará la desconexión, se reduzca el número de inmigrantes que lleguen a Reino Unido y que solo se queden “los más brillantes y mejores”. Además, van a elaborar unos informes destinados a comprobar que los trabajadores extranjeros “no quitan puestos de trabajo a los británicos”. Para conseguirlo, tienen pensado invertir 140 millones de libras, cuyo destino será la puesta en marcha de medidas económicas y fiscales de las que se beneficiarán las empresas para atraer y aumentar la contratación de empleados de nacionalidad británica.

A pesar de ello, la zaragozana se muestra tranquila respecto a su futuro: “Espero que las empresas primen la eficiencia de una persona, independientemente de su país de origen”. Por su parte, Diego Martínez, que lleva un año en Manchester, explica que no ha tenido ningún problema para encontrar trabajo: "Soy profesor de español en un colegio y, en estas circunstancias, siempre es una característica importante que seas nativo".

Sin embargo, reconoce que, si finalmente ponen en marcha todas las medidas anteriormente mencionadas, los extranjeros se pueden ver afectados de manera notable, "especialmente los que trabajan en los puestos menos cualificados”. Por su parte, María considera que los objetivos del Gobierno también tendrá sus consecuencias en aquellas personas que llegan a Reino Unido y piden ayudas estatales: “Seguramente todo eso se acabará”.
 

Médicos británicos

Una de las áreas laborales en la que se espera mayor control es la sanitaria. El ministro de Sanidad británico, Jeremy Hunt, anunció que uno de sus objetivos era lograr que en 2025 todos los médicos fueran de origen inglés. La propia primera ministra, Theresa May, especificó que los médicos extranjeros podrían seguir realizando su labor “hasta que haya el suficiente número de especialistas formados en Reino Unido”. De este modo, se controlaría uno de los sectores en el que más inmigrantes trabajan, ya que durante los últimos años han sido constantes los llamamientos de hospitales del Reino Unido buscando personal sanitario.


El Gobierno también ha anunciado otras medidas de carácter más inmediato como aumentar las exigencias a aquellos extranjeros que quieran sacarse el permiso para conducir taxis. Todas estas acciones supondrán un cambio casi instantáneo para los ciudadanos no comunitarios. Por su parte, la población comunitaria se verá afectada a partir de marzo de 2019, cuando está previsto que se disuelva definitivamente la unión entre Reino Unido y la UE. 
 

Los estudiantes, también en el punto de mira

Reino Unido considera que la principal razón por la que hay tanta inmigración es el elevado número de universitarios que llegan a cursar sus estudios y que después deciden buscar un trabajo. Javier B. llegó a Cambridge de este modo: "Vine para estudiar inglés en una universidad durante cinco meses, pero al poco tiempo de llegar encontré trabajo en un bar y me he quedado más tiempo con el objetivo de lograr un empleo relacionado con la arquitectura, que es lo que estudié".  

Este joven de Híjar sostiene que las medidas que se quieren tomar son "absurdas". "Por ejemplo, en la empresa en la que trabajo, la mitad de los empleados somos extranjeros, ya que aunque han contratado a ingleses, muchas veces los acaba despidiendo porque son un poco más lentos y las empresas buscan gente que pueda sacar el trabajo sin problemas, independientemente de su nacionalidad", especifica. 

Ir a Reino Unido a aprender el idioma es algo habitual, al igual que cursar un Erasmus. Las universidades aragonesas (tanto la pública como la privada) tienen convenios con alrededor de una cincuentena de instituciones académicas británicas para poder intercambiar estudiantes a través de este programa. De este modo, cada año, al menos 70 aragoneses parten hacia tierras inglesas para estudiar un año académico o parte de él.

Con este nuevo objetivo, las becas Erasmus podrían desaparecer en los próximos años. Aunque nada más anunciarse el brexit desde el Consejo de Estudiantes de la Universidad de Zaragoza (CEUZ) especificaban que se podría llegar a un acuerdo como los que existen con otros países que no forman parte de la UE; ahora todo queda suspendido ante la decisión de reducir el número de universitarios. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual