Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

Las donaciones se reducen a cifras de hace casi una década tras la reforma fiscal de Aragón

Los notarios consideran improbable que el número de donaciones vuelva a incrementarse en los próximos años.

M. Sádaba. Zaragoza 13/09/2016 a las 06:00

La implantación de los nuevos impuestos en sucesiones y donaciones desde el 1 de enero, ya está empezando a tener sus efectos en la actividad de los aragoneses. De hecho, tras este cambio que supuso eliminar casi todas las bonificaciones existentes, el número de donaciones registradas durante el primer trimestre de 2016 ha caído en picado. En concreto, según los datos del Consejo General del Notariado, de enero a marzo solo se han registrado 322 donaciones entre vivos en Aragón; mientras que en el mismo periodo del año anterior se llegaba a las 750.

“Es una tendencia habitual si tenemos en cuenta la modificación fiscal que entró en vigor a principios de año”, reconoce Tomás García, vicedecano del Colegio de Notarios de Aragón. Asimismo, recuerda que durante el último trimestre de 2015 se vivió una situación inversa al notificarse la eliminación de las bonificaciones. En aquellos momentos, según esta misma organización, se produjeron casi 2.900 donaciones, “la gran mayoría motivadas por el incremento del coste tras los cambios”.

Esta reforma fiscal del Gobierno de Aragón ha conllevado que desaparezca la bonificación del 65% de la cuota en patrimonios preexistentes superiores a 402.000 euros y la del 100% a las donaciones cuyo valor no superara los 300.000 euros (y los receptores no tuvieran un patrimonio superior a 402.000 euros). De este modo, dependiendo del importe que se quiera transmitir a hijos o cónyuges y el patrimonio previo que se tenga, los tipos impositivos varían entre el 7,65% y el 34%.

Ya en su día, Francisco Pizarro, decano del Colegio de Notarios de Aragón, anunció que de ponerse en marcha la medida, el número de donaciones volvería a descender. Y así ha sido. Las cifras han vuelto a ser similares a las que se registraban en 2008, cuando todavía no se habían añadido las exenciones que existían hasta hace unos meses. De hecho, los datos registrados son todavía menores que los del primer trimestre de 2008, cuando se produjeron 393.

En estos momentos, la única forma de realizar una donación de manera gratuita es cuando el valor no supera los 75.000 euros y a la persona a la que se le da tiene un patrimonio previo de menos de 100.000 euros. “Con estas condiciones es normal que solo haya estas pocas transacciones, ya que solo son posibles cuando unos padres le dan a sus hijos, generalmente jóvenes, una ayuda para poder comprarse una casa o algo similar”, sostiene García. Por ello, considera que en los próximos meses y años será complicado que estas cifras vuelvan a subir y que “lo normal será que se registre alguna donación, pero nada parecido a lo que existía hasta ahora, a no ser que se vuelva a modificar la legislación”.

Otra razón de este descenso, “aunque menos probable”, podría ser la crisis económica. “Cuando empezó la crisis con más fuerza (alrededor de 2012), las donaciones empezaron a descender; pero en los dos últimos años se habían vuelto a recuperar así que es complicado que el descenso sea por esta cuestión, aunque ha podido afectar a algún caso concreto”, sostiene García.
 

¿Hay alternativas?

Ante esta situación, muchos se preguntarán si existe alguna alternativa a la donación y, según recalca García, las variantes son casi nulas. Por ello, desde su punto de vista, la única opción sería el pacto sucesorio: “No es algo inmediato como la donación, pero es una manera de asegurar que el destinatario lo recibirá sí o sí cuando fallezca su progenitor”. Según recalca, a diferencia del testamento, este documento no se puede modificar, por lo que se aseguraría 100% su cumplimiento.

Por su parte, Pizarro ya explicó cuando se anunció la medida que se podrían volver a impulsar los préstamos de padres a hijos: “Anteriormente estaban más demandados, pero desde que se pusieron las bonificaciones en las donaciones, se paralizaron. No obstante, esta medida solo se podría aplicar a cuestiones meramente monetarias y no de inmuebles.
 

Aumento de la recaudación

A pesar del descenso de movimientos, la recaudación se ha incrementando durante la primera mitad del año. Prueba de ello es que el Gobierno de Aragón ha recaudado por herencias y donaciones un 65% de los presupuestado en todo el ejercicio. “Esto se debe tanto a las registradas desde enero, como a las que se llevaron a cabo durante las últimas semanas del pasado año”, especifica García, ya que existía un periodo de 6 meses para liquidarlo.

“Lo mismo ocurre con las plusvalías del Ayuntamiento de Zaragoza, que han crecido de manera considerable durante este año”, puntualiza. De hecho, durante la primera mitad del año se había recaudado 46 millones, un 87% de lo presupuestado. “Cuando uno dona un inmueble debe pagar la plusvalía municipal que genera y declarar en la renta del año siguiente el incremento patrimonial que le ha supuesto”, recuerda. Por ello, no es de extrañar que, debido al incremento de donaciones de las últimas semanas del año, las plusvalías hayan crecido.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual