Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

Unos 120 casos de violencia familiar contra menores cada año en Aragón

Se registran desde casos de maltrato o abusos sexuales hasta amenazas o impagos de pensiones.

A. Maluenda. Zaragoza Actualizada 21/07/2016 a las 21:25
Un importante número de episodios violentos no trasciendenEfe/Marcos Larrain

La violencia en el ámbito familiar no se reduce a casos puntuales. En Aragón se registraron a lo largo del año pasado un total de 2.409 hechos de este tipo (la media de los últimos cinco cursos es ligeramente superior), según los datos de Interior. La mayoría de las víctimas son mujeres, aunque en la violencia doméstica también hay un importante número de casos (hasta 120 cada año) en los que el damnificado es un menor de edad.

No todos los episodios implican violencia física, ya que además de los casos flagrantes relacionados con el maltrato o los abusos sexuales, dentro de la casuística de la violencia intrafamiliar también se recogen situaciones como el trato degradante, riñas multitudinarias, impago de pensiones, amenazas al grupo cultural o religioso o el quebrantamiento de las custodias dictadas por un juez.

En estos supuestos el agresor no siempre es uno de los progenitores, ya que según explican fuentes de Interior, "los episodios en que la violencia es ejercida por un hermano, hermanastro o abuelo, entre otros parentescos, también pasan a engrosar las estadísticas".

Tampoco todas las denuncias tienen el mismo fin. Mientras en un rifirrafe doméstico en el que el niño no sufre consecuencias físicas se procura buscar la vía diplomática, cuando las situaciones alcanzan especial gravedad se derivan a la justicia. A lo largo del pasado año se dictaron un total de 43 medidas cautelares y órdenes de protección sobre menores residentes en Aragón, la cifra más alta del último lustro.

Otros incidentes, los que tienen una menor trascendencia y no se aprecia peligro de violencia física, pasan por servicios como el de Orientación y Mediación Familiar de la DGA, que ha experimentado un importante incremento de su actividad en los últimos años. De enero a diciembre de 2015 atendió a 1.124 usuarios, aunque solo en 16 casos se intervino por iniciativa de un menor.
 

Violencia oculta

Desde Unicef explican que "un reducido números de los casos de violencia ejercida contra los niños y niñas termina en muerte, pero lo más frecuente es que ni siquiera deje huellas visibles. Aún así, constituye uno de los problemas más graves que actualmente afectan a la infancia". En la organización se sostiene que "una gran parte de la violencia permanece oculta. En ocasiones, los niños y niñas se sienten incapaces de denunciar los actos de violencia por miedo a las represalias de su agresor. Puede ocurrir también que ni los niños ni el agresor vean nada malo o inusual en estas prácticas, o que ni siquiera piensen que estos actos constituyen violencia y los consideren castigos justificados y necesarios. Puede que el niño maltratado se sienta avergonzado o culpable, pensando que se trata de un castigo merecido. Esto es, a menudo, la causa de que el niño se muestre reticente a hablar de ello".


El director de Programas de la Fundación ANAR (Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo), Benjamín Ballesteros, apoya la tesis de Unicef y destaca el "alarmante aumento" de casos de maltrato dentro de la familia: "Frente a otros tipos de maltrato, como el acoso escolar o la violencia de género, la violencia intrafamiliar ni se escucha ni trasciende, es la gran olvidada a pesar de que cada vez se producen más casos de niños, niñas y adolescentes que la sufren diariamente y desde hace más de un año".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual