Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Educación

Casi el 20% de los aragoneses de 4º de ESO obtienen el título con asignaturas suspendidas

Este porcentaje ha ido descendiendo desde el curso 2010-2011, cuando rondaba el 30%.

M. Sádaba. Zaragoza Actualizada 02/06/2016 a las 08:15
IES Azucarera, uno de los más saturados de Aragón.Sandra Lario

Para obtener determinados títulos académicos, la legislación vigente en Aragón no obliga a tener todas las asignaturas aprobadas. De hecho, esto es lo ocurre para lograr el graduado escolar o el universitario. Mientras que en el segundo caso solo se puede pasar con una materia pendiente (ya que se realiza una evaluación paralela en la que se cuenta todo el recorrido del alumno durante toda su etapa universitaria), en el primero pueden ser hasta tres "de manera excepcional". De este modo, según los últimos datos del Ministerio de Educación, casi el 20% de los aragoneses que estaban cursando 4º de ESO han obtenido el graduado a pesar de tener asignaturas suspendidas.

Tal y como recuerdan desde la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (Fapar), hasta el próximo curso académico, cuando entre en vigor la Lomce, los alumnos pueden promocionar (pasar de curso y titular) con dos asignaturas suspendidas , o incluso, tres. “Ahora son las juntas de evaluación las que deciden si un alumno puede pasar de curso o no, dependiendo del número de materias pendientes, cuáles son y su evolución durante esa etapa”, señalan. De hecho, según subrayan, no existe ninguna legislación que especifique cuáles son las asignaturas que se pueden suspender.

El perfil de este alumnado es muy variado. "Algunos se dejan materias a conciencia porque saben que van a obtener el graduado de todas formas y otros, a pesar de estudiar, no consiguen aprobar", señalan desde CGT. Por eso su futuro también es muy dispar. Sin embargo, según destacan desde CC. OO., lo más habitual es que cursen una FP. “Generalmente, el colegio decide que promocionen porque su orientación es hacia un grado medio, en el que dejan de tener las mismas materias que hasta ahora se repetían año tras año y se centran en la rama que les interesa. Además de incluir más prácticas”, especifica José Luis Cimorra, secretario general de Enseñanza de CC. OO. Aragón. Según señala, el objetivo de esta medida es que los alumnos no se queden fuera del sistema y que se puedan adaptar a las diferentes etapas educativas.

No obstante, también hay alumnos que, a pesar de haber terminado la ESO con alguna asignatura pendiente, deciden matricularse en Bachillerato. Algunos de ellos obtienen mejores resultados y llegan a tener un título universitario, mientras que otros, al año siguiente optan por inscribirse en una FP. “Lo fundamental es que no se queden solo con el graduado en ESO porque a día de hoy las empresas dan mucha importancia a los títulos. Así que se les orienta hacia la FP que más les gusta, ya que les proporcionará mayores salidas laborales”, especifica Cimorra.

Después del grado medio, muchos optan por cursar un grado superior. Para ello, hasta este curso, era obligatorio realizar una prueba de acceso. Sin embargo, a partir de ahora, simplemente es necesario haber cursado un grado medio de la misma rama y haber superado todos los módulos. “Hay alumnos que se aburrían en la Secundaria, pero que al llegar a una FP descubren qué es lo que les gusta y después se matriculan en un grado superior”, sostiene Cimorra.
 

Menos suspensos que hace tres años

Estas cifras relativas a alumnos que terminan la ESO con alguna asignatura suspendida han ido descendiendo en los últimos cinco años. Mientras que en los cursos 2013-2014 y 2012-2013 las variaciones han sido mínimas (rondando el 19 y el 20%) en el 2010-2011 casi el 30% de los matriculados del último año de Secundaria obtenían el título con materias no superadas.


Una de las cuestiones que puede haber afectado ha sido la modificación de la normativa respecto a los exámenes de recuperación. "En los sucesivos cambios de legislatura se ido moviendo la fecha entre junio y septiembre", explican desde CGT. Por ejemplo, en el curso 2008-2009 se empezaron a hacer en junio, mientras que, a partir del 2012, se trasladan a septiembre. "Los alumnos que han suspendido una, dos o tres y tienen que ir a esta prueba extraordinaria en septiembre puede que se pongan las pilas, que sus padres estén más encima de ellos y, por lo tanto, consigan pasar de curso con todo aprobado. Si es en junio, no les da tiempo", especifican.  

Desde Fapar también apuntan a que los programas de atención a la diversidad aplicados con la LOE (y que desaparecen con la Lomce) han repercutido "positivamente". "Por ello es importante la inversión y la atención individualizada en programas que garanticen la igualdad de oportunidades en el alumnado en la etapa obligatoria. Además esto tendrá efectos positivos en las titulaciones postobligatorias", aseguran. 
 

Cambios con la Lomce

Los requisitos para obtener el graduado en la ESO cambiarán a partir del próximo curso. Con la Lomce, aunque se pueden suspender dos asignaturas para aprobar el año, se remarca que no pueden ser Lengua Castellana y Literatura y Matemáticas. “Hasta este año, la coincidencia de ambas podía significar que no se promocionara, pero era por una decisión de la junta de evaluación, no por una cuestión administrativa”, explican desde Fapar. A partir del curso 2017-2018, para tener el graduado en ESO también será necesario la superación de la evaluación final con una nota igual o superior al 5.

Otra cuestión que podrá provocar que el número de alumnos que llegan con asignaturas suspensas siga descendiendo es la implantación de la FP Básica. Desde el año pasado, quienes opten por esta opción pueden abandonar la Secundaria en segundo o tercero, y pasar a la FP Básica, que proporciona una mayor orientación hacia el mercado laboral y que puede interesar más a estos jóvenes. Sin embargo, los resultados obtenidos durante su primer año de funcionamiento no son tan optimistas. El número de estudiantes que no consiguieron superar el primer curso se situó en torno al 40%.

Habida cuenta de esto, el Gobierno de Aragón decidió reducir los módulos de Lengua, Matemáticas, Inglés y Ciencias Sociales para incrementar las materias específicas y las horas de tutoría en estos estudios. Esta decisión se tomó porque los alumnos que no se habían titulado en ESO se volvían a encontrar en la FP aquellos contenidos que no lograban superar en Secundaria. Además, aquellos aragoneses que finalicen la FP Básica obtendrán el graduado escolar si superan la prueba final de Secundaria.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual