Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Educación

La DGA apuesta por eliminar el panga y los plásticos de los comedores escolares

El nuevo concurso de comedores primará la calidad sobre el precio y bajará la ratio de monitoras.

P. Figols. Zaragoza Actualizada 03/06/2016 a las 12:13
Así funciona el sistema de línea fría

El nuevo concurso del servicio de comedores escolares, que saldrá a licitación en breve para los próximos cuatro años, primará la calidad sobre el precio. La DGA dará más puntos a las empresas que eliminen el panga y las comidas precocinadas de sus menús. También valorará los que eliminen las barquetas de plástico en el proceso de cocinado, envasado y calentamiento de la comida. Y prevé bajar la ratio de monitoras de comedor. Estos son algunos de los puntos recogidos en el pliego de condiciones del concurso que prepara la DGA -según un borrador al que ha tenido acceso Heraldo.es- y que se publicará en breve.

Unos 30.000 alumnos comen a diario en los comedores escolares de centros públicos de Aragón y sus menús para los próximos años dependen de este concurso de comedores. Las empresas de catering que prestan ahora el servicio finalizan su trabajo este mes de junio, tras una prórroga de dos años. La DGA asegura que el servicio saldrá a licitación en breve, y las nuevas empresas adjudicatarias comenzarán a cocinar y servir en los colegios en septiembre.

El anterior concurso de comedores (de 2010) no tenía en cuenta la calidad. Se valoraba la incorporación del sistema de línea fría, las mejoras en las cocinas y el precio. Ahora la calidad primará sobre el precio. Se valorará la calidad con 30 puntos (eliminar el panga y la tilapia, eliminar frituras y comidas precocinadas, incluir frutas y verduras de temporada, entre otras cosas), y el precio con 20. También se tendrá en cuenta la inclusión en el menú de productos ecológicos, la incorporación de una persona de apoyo para la gestión del comedor que ayude a los equipos directivos, la rotación de menús, las mejoras en las cocinas y el compromiso de eliminar las barquetas de plástico de todo el proceso.

El uso de recipientes de plástico para conservar y calentar la comida ha sido motivo de estudio en los últimos meses. La DGA, las empresas de catering, la Universidad de Zaragoza y la Plataforma por unos comedores escolares públicos de calidad crearon -a petición de las familias- un grupo de trabajo a principios de este curso para estudiar la seguridad de estos materiales. Los estudios realizados por la Universidad de Zaragoza descartaron que hubiera migración de partículas de las barquetas a la comida. Aun así, en el nuevo concurso de comedores la DGA favorece el uso de acero inoxidable y limita el plástico.

La mayoría de los comedores escolares funcionan ahora con el sistema de línea fría. La comida se prepara en las cocinas de las empresas de catering, se conserva a 4 grados en barquetas de plástico y se lleva a los centros normalmente una vez a la semana. Ahí se calienta en hornos de vapor. Con las nuevas condiciones, la comida deberá ser calentada en recipientes de acero inoxidable. Y se valorará con 5 puntos las ofertas de empresas que eliminen por completo las barquetas de plástico de todo el proceso de cocinado, conservación y regeneración (calentamiento en los hornos de vapor). Además, la comida deberá ser transportada a los centros dos veces a la semana.

"Antes primaba el precio y ahora se han introducido elementos de mejora en el servicio de comedor. Estamos muy contentos. Es positivo que se valore la calidad de los menús", afirman desde la Plataforma por unos comedores escolares públicos de calidad (que se creó en 2014 y agrupa a 52 asociaciones de padres, FAPAR y otras entidades). La DGA se ha reunido en varias ocasiones este curso con representantes de la Plataforma y de los centros para recoger sus aportaciones para este concurso.

Baja la ratio de monitoras de comedor


Otra novedad recogida en el pliego de condiciones que prepara la DGA es la reducción de la ratio de monitoras de comedor (la inmensa mayoría son mujeres). A partir del próximo curso pasará a ser de 1 monitor por cada 22 alumnos en Primaria (ahora es de 1 por cada 25) y 1 por cada 13 en Infantil (ahora, cada 15). La reducción de la ratio es una de las demandas del colectivo, especialmente con la implantación de la jornada continua y el previsibible descenso del número de usuarios del comedor.

La Plataforma por unos comedores escolares públicos de calidad aplaude también la reducción de la ratio, porque permitirá una mejor atención de los niños durante el periodo de mediodía. Pero la plataforma sigue pidiendo más control sobre los menús y el servicio. "Los pliegos están muy bien, pero tenemos dudas de que todas las propuestas de mejora de la calidad se lleven finalmente a cabo. Queremos que haya más control y nos dejen participar. No es suficiente con que nos dejen ir a comer a los miembros de la comisión de comedor una vez al mes", señalan.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual