Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Riadas

La DGA subvencionará cultivos junto al Ebro para paliar los daños de las riadas

Se pagarán 300 euros por hectárea entre las motas y el río. Los agricultores que firmen no podrán reclamar indemnizaciones por daños.

Europa Press. Pradilla Actualizada 09/03/2016 a las 21:02
El presidente de Aragón visitó Pradilla un año después de la gran avenida del Ebro.DGA


El Gobierno de Aragón subvencionará con 300 euros por hectárea a los terrenos situados junto al Ebro, en las poblaciones ribereñas, siempre que estén ubicados entre el cauce y las motas de protección y en ellos se cultiven especies que no sufran demasiados daños con las riadas.

Así lo ha anunciado este miércoles el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, en el transcurso de la visita que ha realizado a la localidad de Pradilla para conocer el estado de las obras que se están acometiendo como consecuencia de la riada extraordinaria que se produjo en el Ebro hace exactamente un año.

Lambán ha anunciado que esta medida, que entrará en vigor en 2017, se incluirá en la reforma del Plan de Desarrollo Rural 2014-2020 que, según ha dicho, hará posible el cumplimiento de las directivas europas que exigen que se compatibilice la "supervivencia digna" con la "preservación medioambiental del río y su transcurso natural".

En este sentido, el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, ha detallado la medida, que podría beneficiar, de forma totalmente voluntaria, a los propietarios de "no menos de mil hectáreas" de la ribera del Ebro y que también se aplicará a las zonas incluidas en la Red Natura 2000.

Se trata de fomentar el retranqueo de las motas de protección, para ampliar la llanura inundable, y compatibilizar así el uso agrícola de los terrenos con una adecuada gestión medioambiental.

Los requisitos para acogerse a la medida son que en esos terrenos se planten herbáceos plurianuales, como alfalfa, que protegen a los suelos contra la erosión.

Además, los beneficiarios, que firmarán un contrato por siete años, deberán renunciar a reclamar daños en el caso de inundación de estos cultivos, con independencia de que éstos se aseguren o no.

Lambán, en declaraciones a los medios de comunicación junto al río Ebro, ha insistido en que "las gentes de la ribera" merecen que las instituciones "estén pendientes" de su seguridad y de la de sus haciendas "no solo cuando se producen esos desdichados episodios, sino también en los momentos en los que se puede trabajar para tomar medidas ante episodios futuros".

En este sentido, ha dicho que las obras de reparación de la riada de 2015, que afectó a 34 municipios ribereños y a una superficie de 20.900 hectáreas (15.800 de ellas de cultivo), están "prácticamente concluidas" y ha insistido en que las instituciones "han cumplido de manera satisfactoria con los compromisos", aunque no con la celeridad que habría sido deseable, según ha reconocido.

Ha apuntado que es necesario limpiar el cauce del Ebro, "de manera respetuosa con el medio ambiente", para garantizar la seguridad, sobre todo de los cascos urbanos y a este respecto, el alcalde de Pradilla, Luis Eduardo Moncín, ha pedido que no se actúe solo cuando hay riadas, sino que se mantenga y conserve "con capacidad suficiente" para que en caso de avenida no provoque tantos daños.

De hecho, ha especificado que tres kilómetros aguas abajo de Pradilla hay una isla en el centro del río de 15 hectáreas que hace que el agua suba un metro más cuando hay crecida, y donde es necesario actuar, ha asegurado Moncín.

"Hay que actuar en el cauce del río para que los 8,2 metros del año pasado no se vuelvan a producir", ha enfatizado.

Lambán, por su parte, ha asegurado que está "tan concienciado" con los problemas que causan las avenidas que una de las primeras instrucciones que dio al consejero de Desarrollo Rural fue que estudiara todas las posibilidades legales para facilitar las operaciones de limpieza, teniendo en cuenta los requerimientos "culturales medioambientalistas" a los que la sociedad está sometida.

El presidente también ha llamado la atención sobre la necesidad de que los agricultores y ganaderos suscriban seguros porque si no, a la larga, es "absolutamente insoportable para la administración hacerse cargo de los daños".

Ha recordado que el Gobierno de Aragón destinará en 2016 una cantidad superior a los nueve millones de euros para el fomento del aseguramiento agrario.

Finalmente, cuando parece ser que se aproxima una nueva riada, según las previsiones de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Lambán ha apuntado que no se prevé que se produzcan "situaciones especialmente graves", pero también ha recordado que los pronósticos del organismo de cuenca "a veces no se han cumplido, por suerte, y a veces no se han cumplido, por desgracia".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo