Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Salud

"No nos escondemos. La transexualidad no es una enfermedad"

P. es un niño de 12 años que nació con genitales femeninos, y ha vivido desde pequeño de acuerdo con su identidad sexual.

P. Figols. Zaragoza 31/03/2014 a las 06:00
Etiquetas
17 Comentarios
P., practicando snowboard

'''
P. es un niño de 12 años al que le gustan los deportes, la música y la montaña. Vive en Benasque con sus padres y su hermana mayor. P. es un niño transexual que nació con genitales femeninos. Él tiene clara su identidad sexual desde los 3 años. Y su familia, también. Y su entorno de amigos, compañeros de colegio y vecinos. Ahora es el primer niño transexual aragonés que va a empezar un tratamiento con bloqueadores hormonales para frenar el desarrollo de la pubertad.

"Siempre hemos vivido esta situación con mucha normalidad, sin escondernos. No sabíamos ponerle nombre a la situación, pero sabíamos que P. era un niño. Con 3 años ya se ponía calzoncillos y elegía ropa de chico. Desde muy pequeño decía que él era un chico y que cuando fuera mayor se operaría. En el colegio, en 1º de Primaria, la profesora preguntó que cuántos niños y niñas había en clase, y él se sumó al grupo de los chicos. Sus compañeros explicaron que él es un niño con cuerpo de niña", recuerda la madre, Natalia A.

En su situación, a diferencia de otros casos de niños transexuales, no ha habido rechazo por parte de su familia ni de su entorno. Usa los baños y vestuarios de chicos. Juega en un equipo mixto de baloncesto y compite en yudo y snowboard en categoría masculina.

Cuando P. se acercaba a la pubertad, sus padres decidieron buscar más información y pedir ayuda médica. Entonces se encontraron con la desinformación y los tabúes. "En abril de 2013 comentamos el tema por primera vez con nuestra pediatra, que desconocía el tema. Nos derivó a un pediatra especializado en endocrinología de Barbastro, que inicialmente tampoco sabía qué hacer. Después derivaron nuestro caso a Zaragoza. Mientras, nos pusimos en contacto con otras familias y descubrimos la Asociación Estatal de Familias de Menores Transexuales (Chrysallis). Y vimos que no estábamos solos, que no éramos los únicos", explica Natalia.

En enero de 2014, el pediatra de Barbastro hizo un informe recomendando el tratamiento con bloqueadores hormonales. "Actualmente y dado el estadio puberal Tanner 2 y la edad ósea sería recomendable iniciar tratamiento con GHRH, de acuerdo con la familia, y una vez realizada una correcta valoración psicológica por la Unidad de Trastornos de Identidad de Género (UTIG)", señala el informe médico.

Pero los médicos aragoneses no acaban de ponerse de acuerdo y ante el inicio del desarrollo puberal de P., han buscado otras vías. La familia ya ha realizado varias visitas en una clínica privada de Barcelona que suministra bloqueadores hormonales a niños transexuales. Probablemente iniciarán el tratamiento allí en junio.

"La transexualidad no es una enfermedad ni una vergüenza. Nosotros no nos escondemos. Buscamos lo mejor para nuestro hijo. Me siento discriminada y cuestionada por algunos médicos por pedir un tratamiento para mi hijo. Hemos visto que hay mucho desconocimiento por parte de las familias y de los médicos. Es necesario que en Aragón y otras comunidades se elaboren protocolos para atender a los niños transexuales, para que los profesionales sepan qué pasos hay que dar", sostiene Natalia.

Mientras, P. está muy informado, ha ido con sus padres a las consultas médicas en Barbastro, Zaragoza y Barcelona. Y está deseando comenzar el tratamiento, antes de que le crezcan los pechos. Estudia 6º de Primaria, se siente un niño más, le gusta tocar la guitarra, hacer snow, jugar a baloncesto, practicar yudo.
'''
$(html_text)
'''P. es un niño de 12 años al que le gustan los deportes, la música y la montaña. Vive en Benasque con sus padres y su hermana mayor. P. es un niño transexual que nació con genitales femeninos. Él tiene clara su identidad sexual desde los 3 años. Y su familia, también. Y su entorno de amigos, compañeros de colegio y vecinos. Ahora es el primer niño transexual aragonés que va a empezar un tratamiento con bloqueadores hormonales para frenar el desarrollo de la pubertad.
'''
$(html_text)

¡Ups!Para continuar leyendo tienes que registrarte como usuario de Heraldo.es.

Disfrutarás de:

CONTENIDO EXCLUSIVO ONLINE OFERTAS Y PROMOCIONES EXCLUSIVAS ACCESO ILIMITADO A HERALDO.ES
¡Sólo te costará 1 minuto! Regístrate GRATIS
'''P. es un niño de 12 años al que le gustan los deportes, la música y la montaña. Vive en Benasque con sus padres y su hermana mayor. P. es un niño transexual que nació con genitales femeninos. Él tiene clara su identidad sexual desde los 3 años. Y su familia, también. Y su entorno de amigos, compañeros de colegio y vecinos. Ahora es el primer niño transexual aragonés que va a empezar un tratamiento con bloqueadores hormonales para frenar el desarrollo de la pubertad.
'''
$(html_text)
  


  • Sancho31/03/14 00:00
    ¿Pero que concepto tenemos de la enfermedad? ¿Es qué los que están enfermos, de la enfermedad que sea, tienen que esconderse de algo? ¿Es que estar enfermo es algo de lo que avergonzarse? No se si la transexualidad será o no una enfermedad, pero sí lo fuera, no veo porque habría de avergonzarse alguien de estar enfermo.
  • Eva Witt31/03/14 00:00
    No es una enfermedad como no lo es estar embarazada o llegar a la menopausia, pero vamos al médico y nos hacemos pruebas y nos ponen tratamientos para evitar males mayores, verdad? Lo de mezclar las dos frases como están haciendo en algunos comentarios, son ganas de liarlo todo. Al que habla de "generalizar", yo le indicaría que ser XY no es concluyente. Anne Igartiburu es XY, con la peculiaridad de que su cuerpo tiene resistencia absoluta a los andrógenos que su Y produce, por lo que desde su cerebro hasta la punta del dedo gordo de su pie son femeninos, es una mujer. También se puede ser XX y producir mucha testosterona y nacer con pene y testículos. También se puede ser XXY. Concluímos siempre que para decidir si alguien es hombre o mujer lo mejor es mirar sus genitales, y bien, sus cromosomas. Pues no, ni siquiera eso es definitorio. Lo que nos hace hombres o mujeres es nuestro cerebro. Da igual si nos hacen un trasplante de cerebro, seguiremos siendo el hombre o la mujer que éramos antes de ser trasplantados. Da igual si nos meten el cerebro en un recipiente y vamos como robocop, seguiremos siendo el hombre o la mujer que éramos. El sexo está en el cerebro. Todo lo demás es una tremenda confusión que lleva a las personas que no han nacido con sus cromosomas-genitales-hormonas-identidad sexual-expresión de género-orientación sexual-etc. alineados como la sociedad espera, a un terrible sufrimiento para explicar y demostrar que son hombres o mujeres.
  • Jose31/03/14 00:00
    Sensacional la actitud de la familia y entorno. La idea que la sociedad tiene sobre la transexualidad es en muchos casos opuesta a la realidad. Hay muchas personas con una vida estructurada como la de todos los demás, que es transexual. Tener un cuerpo de un género que no te corresponde debe ser de los mayores sufrimientos psicológicos que puede haber, y por supuesto en el caso de niños, pero también en el de adultos, debería haber protocolos claros que ayudaran en su situación.
  • Averroes31/03/14 00:00
    Pues si no es una enfermedad ... ¿ por que la tratan ?
  • Serafín31/03/14 00:00
    Los padres dicen que no es una enfermedad , pero lo llevan al médico y el niño sigue un tratamiento médico. Sí, es una anomalía, pero nadie debe sentirse avergonzado por estar enfermo, o es que estos padres discriminan a los que consideran que según ellos están enfermos de verdad. Todo mi apoyo al niño y a todos los enfermos de este mundo. La enfermedad sea cual sea no es nada vergonzoso.
  • NBNSQ31/03/14 00:00
    Sancho son dos  aseveraciones independientes, en dos frases separadas por un punto. Ni nos escondemos. Ni es una enfermedad. Por contraposición a algunas de las creencias que hay hoy en día.
  • Modus tollendo ponens31/03/14 00:00
    Pero qué pasa, que si los padres consideraran que es una enfermedad se esconderían. Es qué estos padres consideran que estar enfermo es algo vergonzoso y por lo tanto niegan la mayor para evitar la consecuencia. Nadie debe sentirse avergonzado de estar enfermo o sufrir una anomalía, pues lo primero para solucionar un problema es reconocerlo para poder afrontarlo y así solucionarlo. Si por el contrario se considera que no existe ninguna anomalía, nada hay que tratar y por lo tanto acudir al médico no tiene ningún sentido.
  • Liberto31/03/14 00:00
    Algunas reflexiones, que nó críticas, Dios me libre. 1.- Dicen que no es una enfermedad, pero reclaman un tratamiento. 2.- Es un niño con cuerpo de niña, pero no tiene problemas en usar los vestuarios y servicios de los niños. 3.- ¿Ocurriría lo mismo si fuese una niña con atributos de niño? ¿O las familias de las demás niñas se opondrían a que sus hijas compartiesen intimidad con alguien con cuerpo de chico?
  • Adelante31/03/14 00:00
    Todo nuestro apoyo, a esta familia, a su entorno y a este pueblo por querer a cada ser humano tal y como es! Estos padres, tienen mucho por hacer, mi apoyo y el de mi familia para lo que quieran y necesiten. Un abrazo y lo dicho, me encanta, cuando una sociedad es capaz de hacer las cosas simples y sencillas como este ser humano nos está intentando hacer ver a todos.... siento incapacidad, cuando la gente opina sin ningún tipo de conocimiento sobre lo que es ser transexual-transgénero. ADELANTE, y lo el apoyo de nuestra familia , vaya por adelantado.... no tradicional y asentada en afectos no en imposiciones morales o tradicionalistas.
  • Teo31/03/14 00:00
    Liberto: 1- Un brazo roto tampoco es una enfermedad y tambien requiere tratamiento. 2- No se que tiene que ver una cosa con la otra. 3- Eso es un supuesto para el que no hay respuesta.
Ver más comentarios


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo