Viajes
Suscríbete por 1€

Astún, el Santo Grial y un valle escondido

Los alrededores de la estación de esquí ofrecen al visitante innumerables lugares donde disfrutar de la historia, la naturaleza, los paisajes... y mucho más.

Los 390 kilómetros de esquí alpino y los casi 150 de nórdico de los centros invernales aragoneses serán de nuevo un reclamo turístico fundamental.
Estación de esquí de Astún,
Heraldo.es.

La estación de esquí de Astún, situada cerca de la frontera con Francia, es un clásico en Aragón. Dispone de 50 kilómetros de pistas esquiables y una gran variedad de descensos ‘freeride’. Su pico más alto es La Raca, de 2.300 metros de altitud y un desnivel de 650 metros. A su alrededor se ha creado una urbanización para atender a los clientes, con hotel, restaurantes, tiendas especializadas...

La estación se puso en marcha el 18 de diciembre de 1976, con solo dos remontes, uno a La Raca y otro a Sarrios. Desde entonces se ha ido ampliando tanto en pistas e instalaciones como en servicios. Actualmente la estación ocupa dos valles de alta montaña: La Raca-Sarrios y Truchas.

Pero, como siempre, no todo es esquí en los alrededores de una estación invernal. Y Astún, como en todos los Pirineos, ofrece muchas alternativas de ocio a un puñado de kilómetros de distancia. Por ejemplo, puedes perderte por los valles de Hecho y Ansó, y contemplar la belleza del románico en pueblos como Borau y Siresa, o visitar el valle de la Garcipollera.

Foto de Borau
Monasterio de San Adrián de Sasabe, en Borau
Laura Uranga

En Borau es visita indispensable el monasterio de San Adrián de Sasabe. Se sabe que formó parte de uno de los monasterios más importantes de la historia de Aragón y que fue sede de la Diócesis de Huesca mientras la ciudad estuvo bajo dominio musulmán.

Según la leyenda, este monasterio fue una de las ubicaciones del Santo Grial en el Pirineo en su viaje a San Juan de la Peña y posteriormente a la catedral de Valencia.

A mediados del siglo XI (1050), Ramiro I reformó el cenobio, cuya ubicación en la confluencia de los barrancos Calcil y Lupán, nacimiento del río Lubierre, ha sido históricamente un foco de problemas para su conservación. Las habituales avenidas del curso fluvial dejaron prácticamente enterrado durante siglos el edificio, que no fue rescatado hasta los años 1957-1961. Cuatro años después fue declarado Monumento Nacional.

A apenas 6 kilómetros al norte de Jaca, este municipio ofrece la paz de sus calles, alquileres más cómodos, diversos servicios orientados al turismo y un patrimonio religioso notable.
A apenas 6 kilómetros al norte de Jaca, este municipio ofrece la paz de sus calles, alquileres más cómodos, diversos servicios orientados al turismo y un patrimonio religioso notable.
Laura Uranga

Castiello de Jaca es uno de los puntos principales del tramo del Camino de Santiago en nuestro territorio. Ubicado en la parte inferior del Alto Valle del Aragón, la iglesia románica de San Miguel y su entorno constituyen el eje de su trascendencia histórica. Todavía conserva los restos del cementerio medieval de lajas en el ala norte, la vieja abadía, la pradera al sur, el antepecho de la portada y el remate del campanario. Junto a la iglesia también perduran los restos de la fortaleza medieval.

Desde Castiello de Jaca se abre un pequeño valle transversal surcado por el río Ijuez. Se llama la Garcipollera y es tan discreto y recogido que suele pasar desapercibido. Pero en su interior se pueden hacer muchas cosas. Infinidad de paseos a través de sus pistas o senderos, donde se pueden contemplar viejos bosques de robles y pinos, el espectáculo de los ciervos pastando, los jabalíes de Acín y multitud de especies que conviven en un ambiente natural. Y al final del valle espera Santa María de Iguácel, antiguo monasterio que conserva la Iglesia románica del siglo XI brillantemente restaurada.

Puente la Reina, cruce de caminos

Cartel indicador del Camino de Santiago situado en la localidad oscense de Puente la Reina de Jaca.
Cartel indicador del Camino de Santiago situado en la localidad oscense de Puente la Reina de Jaca.
Laura Uranga

Puente la Reina de Jaca es un cruce de caminos y etapa del Camino de Santiago desde el siglo XII.

Este tramo vivió su esplendor en la época medieval, cinco siglos de peregrinaje que dejaron maravillosas historias y leyendas, además de un legado artístico y cultural de extraordinaria riqueza. A un kilómetro se esconde la villa de Astorito, lugar de verano de los reyes de Aragón.

Salvatierra es el municipio más septentrional y pirenaico de la provincia de Zaragoza y lo constituyen las poblaciones de Salvatierra de Esca y su anejo de Lorbés.

Salvatierra de Esca, en imágenes
Salvatierra de Esca.
Laura Uranga

Antesala meridional del valle navarro del Roncal, el término de Salvatierra anuncia con sus foces, bosques y montañas la proximidad del Pirineo.

No lejos de Salvatierra se conserva la ermita de Nuestra Señora de Fonfría, de antiquísimo origen, antiguo monasterio que con el tiempo, en 1025, se agregó a San Juan de la Peña.

Otro santuario de gran devoción en Salvatierra es la ermita de Nuestra Señora de la Peña, famosa no tanto por sus riquezas artísticas sino por su espectacular situación en lo más alto de la abrupta montaña a la que da nombre. Un empinado camino serpentea hasta arriba y desde allí, junto al mismo límite de Navarra, se admira una grandiosa panorámica de las estribaciones pirenaicas.

Aeródromo de Santa Cilia
Aeródromo de Santa Cilia
Laura Zamboraín

Otra recomendación turística nos lleva a Santa Cilia, que se encuentra en un enclave privilegiado del Prepirineo, formando parte del valle del Aragón, la Canal de Berdún y el Paisaje protegido de San Juan de la Peña y Monte Oroel. Muchos son los peregrinos que pasan cada año por Santa Cilia siguiendo el tramo aragonés del Camino de Santiago Francés. Este tramo vivió su esplendor en la época medieval, cinco siglos de peregrinaje que dejaron maravillosas historias y leyendas, además de un legado artístico y cultural de extraordinaria riqueza.

La localidad cuenta con un recurso turístico único en la zona: el Aeródromo de Santa Cilia, base de gran variedad de exhibiciones de deportes aéreos y lugar desde el que se pueden realizar espectaculares vuelos turísticos por el Pirineo.

Navasa, por su parte, está ubicada en la falda de la cara norte de Peña Oroel, a 987 metros de altitud y en un collado, por lo que disfruta de unas excelentes vistas sobre el Pirineo.

Este precioso caserío, muy próximo a Jaca, puede ser un excelente punto de partida para descubrir la Jacetania y el Valle de Tena, así como para realizar excursiones en bici, a pie...

Destaca su torre románica y el templo de Nuestra Señora de la Asunción, también románico (s. XII) con nave rectangular y ábside semicircular. Cuenta con un tímpano de factura popular, remedo del de la catedral de Jaca y se observa un crismón muy gastado en el muro exterior sur de la sacristía en forma de arco de medio punto.

Más alejados de Jaca se encuentran los Valles de Hecho y Ansó, donde además de poder hacer senderismo en sitios espectaculares se pueden visitar los pueblos del mismo nombre. Ansó tiene uno de los cascos urbanos mejor conservados del Pirineo aragonés y declarado Bien de Interés Cultural.

Vista de la localidad de Ansó.
Vista de la localidad de Ansó.
Laura Uranga

Información práctica

Cómo llegar a la estación de esquí de Astún. Para llegar a Astún desde Zaragoza hay que recorrer 170 kilómetros si se opta por el camino más directo, a lo largo de la A-23 vía Huesca (desde la capital oscense hay 102 kilómetros) y hasta Sabiñánigo pasando por el recién completado tramo de Monrepós, siguiendo luego por la N-330 (pasando por Jaca) hasta Canfranc; luego se pasa junto a Candanchú antes de llegar a la estación.

Regístrate y tendrás cada semana una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión