Despliega el menú
Viajes
Suscríbete

Vacaciones con animales: "Hay que adaptar el viaje a ellos, como uno más de la familia"

El pasado mes de junio el Centro Municipal de Protección Animal de Zaragoza registró más de 300 animales abandonados. Desde el Colegio Oficial de Veterinaria recuerdan que una mascota "no es un juguete, si no una responsabilidad".

Las actividades al aire libre con los perros también son posibles
Las actividades al aire libre con los perros también son posibles
CanyonCan

A pesar de que 2020 fue un buen año, las cifras registradas el pasado mes de junio en el Centro Municipal de Protección Animal de la capital aragonesa demuestran que tan solo se trataba de un espejismo provocado por la pandemia, pues se registraron más de 300 perros y gatos abandonados. Por este motivo, el Ayuntamiento lanzaba una campaña por el periodo estival para concienciar a los propietarios.

Desde el Colegio Oficial de Veterinarios de Zaragoza (COVZ) recuerdan que cada año se producen más de 300.000 abandonos en nuestro país, y que "un animal no es un juguete si no una responsabilidad".  Por eso, insisten en que existen alternativas a la hora de ubicar a una mascota durante el periodo estival. "Durante la pandemia se produjo un incremento exponencial en el número de adopciones y compras pues era una causa para abandonar el domicilio, y la gente se vio sin gastos extras, sin vacaciones y con mucho más tiempo para dedicar a un nuevo miembro de la familia", explica Natalia Arnal, secretaria de la Junta del COVZ.

Sin embargo, una vez los peores momentos de la pandemia han ido quedando atrás, la realidad es algo distinta: "Un perro o un gato se convierten en uno más en la familia, es como un hijo que va a formar parte de nuestras vidas una media de 10 años, por eso es importante entender que es una responsabilidad, una vida". Un dato relevante a este respecto se desprende del Registro de Identificación de Animales de compañía de Aragón (Riaca), que demuestra este incremento con respecto a la adopción y compra de perros: "En 2018 y 2019 se registraron 22.000 altas frente a las 23.800 de 2020. En 2021 esperamos superar las 24.500".

"Un perro o un gato se convierten en uno más en la familia, es como un hijo que va a formar parte de nuestras vidas una media de 10 años"

Para quienes se decanten por llevarse a su animal con ellos, hay una premisa fundamental: "Hay que adaptar el viaje a ellos, como un miembro más de la familia", advierte. Y esto es algo importante a tener en cuenta desde el momento del desplazamiento. Es importante, por un lado, adaptar el método de transporte, tener en cuenta parar cada cierto tiempo para que se estire -igual que pasa con las personas- se hidrate y descanse. "Incluso algunos animales sufrirán mareos y requerirán de antieméticos o tratamientos tranquilizantes que deben ir siempre prescritos por un veterinario", insiste Arnal.

Algo más habitual para perros y gatos, pero que también puede extrapolarse a otras especies. "En el caso de las aves existen jaulas de viaje y, para los peces, la alternativa de los bloques de alimentación que duran varios días suele ser la alternativa más efectiva", advierte. "Se puede viajar con cualquier animal siempre que el viaje se adapte a este", destaca.

La veterinaria Natalia Arnal y su paciente canino 'Cierzo'.
La veterinaria Natalia Arnal y su paciente canino 'Cierzo'.
Camino Ivars

Eso sí, es importante que el animal esté acostumbrado a realizar desplazamientos, aunque sea poco a poco. "Es como llevar a una persona que no hace deporte a correr una maratón. Tan solo hay que aplicar el sentido común", destaca. Y si nada de esto sirve, será necesario buscar otra alternativa. "En caso de que todo esto pueda ocasionarle mucho estrés o algún problema, será mejor dejarlo en casa, a cargo de un familiar o amigo o en una guardería", concluye.

Viajar con mascotas, la comodidad y la seguridad por delante

Por su parte, desde la Guardia Civil de Zaragoza recuerdan que, siempre que se trate de perros y gatos, que es lo más habitual, es imprescindible llevar la documentación del animal y que éste se encuentre correctamente identificado con su microchip, desparasitado y con las vacunas obligatorias al día. "Además, conviene que lleve una chapa con el nombre y el teléfono del propietario", destacan.

En cuanto al transporte, hay que tener en cuenta la Ley de Seguridad Vial y el Reglamento General de Circulación, dentro del cual el medio más utilizado suele ser el vehículo particular: "Es importante tener en cuenta que los animales son una fuente de distracción para el conductor y su mala sujeción representa un enorme peligro para los pasajeros y para el propio animal".

Piscina guarderia Don Perro
Piscina guarderia Don Perro
Oliver Duch
"Es importante tener en cuenta que los animales son una fuente de distracción para el conductor y su mala sujeción representa un enorme peligro para los pasajeros y para el propio animal"

Algo que dependerá del tamaño del mismo: Si es pequeño se procurará llevar un transportín homologado, de tamaño adecuado y con suficiente ventilación. Si por el contrario es grande, es mejor llevarlo en el maletero en posición transversal a la dirección de la marcha, preferiblemente combinándolo con un sistema de rejilla divisoria entre el maletero y el habitáculo de los pasajeros. "También existe la posibilidad de un arnés con dos enganches y sistema de unión corto que sujete al animal y que impida que se desplace en caso de frenazo o accidente", concluyen.

La opción de la guardería cada vez más en auge

En Zaragoza existen numerosos ejemplos como VillaCan Centro Canino, la residencia Canina Don Perro y Doña Gata, Dog Garden Centro Canino o el Centro Canino Cuatro Zarpas, creado en 2006 en Fuentes de Ebro. Entre otros servicios cuenta con capacidad para 30 perros. "El precio varía desde 14 euros por perro y día hasta los 16 en temporada alta, aunque a más días se suelen aplicar descuentos. La estancia media es de lo más variada pues nos adaptamos a todo tipo de realidades", explica José Antonio Martínez, su gerente.

Se trata de un servicio dirigido a quienes no pueden llevar a sus animales consigo. "A veces los destinos vacacionales no admiten mascotas, o por el tipo de viaje es imposible desplazarlo, o simplemente no pueden dejarlo con nadie", destaca. Una alternativa cada vez más demandada entre la ciudadanía.

Las mascotas también pueden participar en actividades como montañismo, cimas e incluso parapente
Las mascotas también pueden participar en actividades como montañismo, cimas e incluso parapente
CanyonCan

¿Hacer parapente con tu perro? Sí, se puede

En Aragón hace un año se creó la Asociación Aragonesa de Actividades Caninas CanyonCan que programa actividades cada fin de semana y que cuenta con más de un centenar de socios. ¿Su objetivo? Crear un vínculo especial con cualquier perro a través de la naturaleza. ¿Cómo? Haciendo todo tipo de actividades al aire libre con ellos, desde barranquismo a rutas senderistas, cimas, descenso en piragua o rafting e incluso… ¡Parapente!

"Hay un abanico muy amplio, según el tamaño, la edad, el peso o incluso la técnica no solo del perro si no de la persona. Básicamente orientamos y adaptamos cada actividad a cada caso", explica Ana Martínez, secretaria de CanyonCan. En cuanto a los precios, pueden oscilar entre los 15 o 20 euros hasta los 75 euros, que serían el rafting o el descenso de barrancos, que requieren de material específico y de la presencia de guías especializados.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión