Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

ZARAGOZA

El primer parque infantil hecho de nylon de Europa estará en Puerto Venecia

La artista japonesa Toshiko Horiuchi MacAdam ha trabajado durante cuatro días en una estructura de juego única. Los más pequeños podrán jugar y disfrutar en una zona de recreo ubicada en la plaza de las Máscaras, en Puerto Venecia.

Toshiko Horiuchi MacAdam montando su obra
Zaragoza contará con el primer parque infantil de nylon de Europa
ACTUALIDAD MEDIA

Una de las principales artistas en fibras de Japón, Toshiko Horiuchi MacAdam, ha comenzado a trabajar, por primera vez en Europa, en el Parque Comercial y de Ocio Puerto Venecia. Sus estructuras de juego, que surgieron como parte del 'fibre art', son elementos de red seguros, de múltiples formas orgánicas, por donde el niño puede escalar y saltar, y de una ingeniería y diseño únicos en el mundo.

El 'fibre art' es una joven tendencia que nació en la década de los 70 y que busca transmitir emociones al público a través de tejidos. Sin embargo, Horiuchi fue más allá y creó la empresa Interplay Design & Manufacturing Inc., una entidad que se dedica a realizar estructuras de arte urbano y zonas de recreo para niños a partir del nylon.

Con motivo del ajardinamiento de la plaza de las Máscaras del Parque Comercial, Horiuchi mostrará a los zaragozanos que este material no solo sirve para coser, sino que también puede crear espacios de ocio y diversión. La artista ha asegurado que "estas esculturas de juego promueven la felicidad y la libertad en los niños y les permite crear relaciones de amistad y desarrollar mejor sus habilidades sociales".

Esta artesana japonesa, una de las pocas que utiliza el punto y el ganchillo para crear sus obras, estará en Zaragoza elaborando este original parque de recreo hasta este jueves. Lo sorprendente radica también en la agilidad de la autora a la hora de montar la escultura: solo le hacen falta cuatro días para fijar todo el tejido, que viene ya confeccionado desde Canadá y para el que ya se han instalado las estructuras necesarias. Horiuchi ha señalado que este tipo de proyectos son "muy seguros" y que "su mantenimiento depende del buen uso que se haga de los mismos". Además, ha añadido, "se mantiene un control periódico que permite repararlos en caso necesario".

Belleza añadida

La belleza de estos entornos textiles radica en que son a la vez una expresión artística con llamativos colores y formas y una fuente de emoción y diversión infantil, generando ambientes de juego únicos. Por otra parte, según ha contado la autora, "la vibración que se produce cuando los niños juegan en las estructuras y la textura y sensación de los tejidos asemejan de alguna manera el útero materno, por lo que las esculturas podrían ser positivas para los recién nacidos en las condiciones adecuadas".

Etiquetas