Despliega el menú
Sociedad

TERROR MEDIOAMBIENTAL EN HALLOWEEN

WWF/Adena desvela sus diez destinos "terroríficos"

Diez destinos turísticos ricos en biodiversidad, en especies raras, con una herencia cultural y paisajes espectaculares han sido calificados por la organización ecologista WWF/Adena como los más "terroríficos" con motivo de Halloween, por las amenazas a las que están expuestos. Entre ellos, el Mar Muerto y Transilvania.

Diez destinos turísticos ricos en biodiversidad, en especies raras, con una herencia cultural y paisajes espectaculares han sido calificados por la organización ecologista WWF/Adena como los más "terroríficos" con motivo de Halloween, por las amenazas a las que están expuestos.

Las principales amenazas que enfrentan son el desarrollo urbano, la contaminación, la deforestación, la sobreexplotación pesquera, la sequía o el calentamiento global y por ello la asociación ecologista insta a que en la actualidad estos bellos lugares necesitan ser protegidos y salvaguardados para que las futuras generaciones puedan disfrutar de ellos o explorarlos.

Estos lugares son el Mar Negro (Bulgaria, Rumanía, Moldavia y Ucrania), el Parque Internacional Impenetrable de Bwindi (Uganda), el Mar Muerto (Israel-Jordania), el Death Valley National Park (Estados Unidos), la Garganta del Diablo (Brasil-Argentina), las Montañas del Dragón (Leshoto), el Lago Erie (Canadá), el Mariana Trench (bajo las aguas de las Islas Marianas, el interior remoto y semiárido de Australia, también conocido como 'Never, never', y Transilvania (Rumanía).

Negro, por contaminación

Según WWF/Adena, el Mar Negro, rico en vida salvaje y biodiversidad, "está camino de ser negro, pero por sus niveles de contaminación". Algunos de los principales problemas que amenazan a este espacio son los derrames de crudo, los vertidos de basura industrial, el desarrollo de sus costas, el tráfico marítimo y la sobrexplotación pesquera.

En la actualidad, la región, que se enfrenta a una "cruzada medioambiental", bien puede seguir el camino de la negligencia o bien puede dirigirse a modelos de desarrollo sostenible. En ese sentido, la organización WWF internacional trabaja en comunidades locales, con organizaciones y gobiernos en proyectos de restauración a lo largo del Río Danubio y de todo el área.

El iniciativa más importante de la organización, la restauración del delta del Danubio, se inició con el apoyo de los ministerios competentes de Rumanía, Ucranía, Moldavia, Bulgaria. Se trata de la mayor iniciativa de restauración fronteriza en zonas húmedas de todo Europa y afecta por completo a la zona baja del Danubio, a las planicies de aluvión, a la población local y a los ecosistemas de esa zona fluvial y del Mar Negro.

Además, WWF/Adena denuncia que una plaga de medusas que llegó a principios de los años 80 procedente de Norteamérica está provocando "efectos devastadores" en el Mar Negro. Se trata de uno de los ejemplos mejor documentados de especies invasoras alienantes que se introdujo a través del lastre arrojado desde grandes buques pesqueros. Sin enemigos, las medusas se propagaron con una velocidad alarmante y contribuyeron a casi colapsar en pocos años las especies pesqueras comerciales del Mar Negro.

Según la asociación ecologista, la que fuera una de las industrias de pescado más prósperas ha perdido cerca de 1.000 millones de dólares como resultado de esta especie invasora, de tal manera que la industria de la anchoa que se conecta con el Mar de Azov, ya está bajo el estrés de la contaminación y la sobrexplotación y "ha colapsado completamente". También el número de delfines del Mar Negro ha disminuido "dramáticamente", debido a que el pescado del que se alimentan ha desaparecido, al igual que la población de focas monje, que prácticamente se han extinguido.

La Garganta del Diablo

La Garganta del Diablo es la cadena de cataratas más altas del mundo y cuenta con 275 cataratas entre las que destacan las de Iguazú, entre las fronteras de Argentina y Brasil, que tienen una caída de 82 metros de altura hasta el fondo de la garganta. El "atronador y profundo" sonido del agua puede escucharse a varios kilómetros de distancia y la niebla que forma el vapor del agua forma continuos arco iris.

Sin embargo, según denuncia WWF/Adena los parques naturales que rodean a la Garganta del Diablo (en el estado brasileño de Paraná, la provincia argentina de Misiones y parte de Paraguay) son una de las selvas tropicales más amenazadas del mundo, al mantener solo el siete por ciento de bosques en estado primario, a pesar de que son el hábitat de varias especies en peligro de extinción tales como jaguares, tapires, ocelotes y osos hormigueros, así como de coloridos tucanes, loros y mariposas. Debido a sus reconocidos niveles de biodiversidad todos están incluidos en la lista de lugares Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

La organización señala que estos parques naturales forman parte de la ecorregión de la Selva Tropical Atlántica que cubre 999.740 kilómetros cuadrados desde Brasil, con extensiones a Paraguay y el noreste de Argentina. 

Problemas en el Mar Muerto 

Igualmente, en el ranking de los destinos turísticos terroríficos por las condiciones a las que están expuestos de WWF/Adena, el Mar Muerto es el punto más bajo de la Tierra con temperaturas que alcanzan los 50 grados centígrados en verano, y debdio al descenso continuado del nivel del agua al ritmo de un metro al año, algunos científicos pronostican que las bíblicas aguas de sal entre Israel y Jordania podrían desaparecer "por completo" en el próximo siglo.

Por otra parte, el Mar Muerto ha perdido cerca de una tercera parte de su superficie y ha descendido unos 25 metros. Los niveles de afluencia de agua se han reducido hasta el cinco por ciento de su volumen original, por lo que WWF/Adena advierte de que con la instalación anual de instalaciones de agua en superficie, en el futuro solo puede predecirse una reducción aún mayor.

El "dramático" descenso del nivel del agua del Mar Muerto desde 1970 se atribuye a la desviación de las fuentes de agua río arriba en el río Jordán entre Israel y Jordania para atender a las demandas de las viviendas, la agricultura, el turismo y la industria.

Asimismo, la organización alerta de que el descenso en el nivel del mar ha alejado tanto que en los alrededores de las riberas ahora hay sumideros de entre 15 metros de profundidad y 25 metros de diámetro. Solo en las orillas del oeste del Mar Muerto se han identificado 2.000 sumideros.

¿Qué pasa en Transilvania?

Por otra parte, no hay demasiados lugares en el mundo que evoquen sensaciones tan "espeluznantes" como Transilvania, el lugar donde vivía el Conde Drácula además de hombres lobo y vampiros chupasangres. En contraposición con la creencia popular, Drácula no existió, a pesar de la leyenda del Príncipe Rumano Vladimir III, no hubo hombres lobo, sino solo lobos, ni tampoco murciélagos vampiros (más allá de los pequeños e inofensivos murciélagos de los tejados).

En la actualidad, Transilvania, en el oeste de Rumanía a lo largo de la frontera con Hugría está rodeada de bosques y arroyos de los Montes Cárpatos. A lo largo de siete países, desde República Checa, cruzando Polonia, Eslovaquia, Ucrania y Hungría hasta Rumanía y parte de Serbia, la organización ecologista define a los Cárpatos como el "área salvaje más grande de Europa".

Además, allí vive una importante población de oso pardo que se ha encontrado también en Norteamérica y partes de Rusia, aunque la población de estos se ha reducido más en esas zonas que en los Montes Cárpatos. Así, WWF/Adena informa de que está investigando fórmulas para aumentar las poblaciones de osos salvajes de otras zonas de Europa como Escandinavia, España e Italia.

Etiquetas