Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

DIVERTIDA PROMOCIÓN

Un pulpo 'a la Roja'

Tres pescaderos se probaron ayer la camiseta del Mundial de HERALDO, para la que ya hay una avalancha de reservas.

Raúl, Inma y Alfonso, de la pescadería Saturnino de Zaragoza.
Un pulpo 'a la Roja'
CARLOS MONCíN

Aunque hay voces que dicen que estos días solo se habla de la Roja, no llevan razón. Porque la Selección española de fútbol ha tenido que compartir protagonismo durante este Mundial con otro campeón. ¿Nadal? ¿Gasol? ¿Contador? No: el pulpo Paul. Que su trabajo será menos cansado, pero bien lo ha hecho, la verdad. Un 100% de aciertos en sus predicciones, aunque lo lograra a base de darse todo un atracón de mejillones. HERALDO ha querido rendir homenaje a unos y a otros: es decir, a jugadores y al cefalópodo, por los buenos momentos que nos han hecho pasar, y repartirá, por solo 5 euros y junto a su ejemplar del domingo, la camiseta del Mundial. Roja, como no podía ser de otra manera, y con un pulpo impreso que nos anuncia que sí, que acertó. Y que, gracias a sus predicciones -y al buen juego del conjunto español, claro- nos hemos proclamado vencedores del torneo más importante del globo.

La divertida promoción ya ha recibido una avalancha de peticiones y reservas, pero no será hasta el domingo cuando se pueda conseguir en los quioscos. HERALDO ha hecho un gran esfuerzo por satisfacer la enorme demanda surgida desde que anunció la comercialización de la camiseta, de la marca Fruit of the Loom, y que se venderá en dos tallas: L y S, para los niños. Sin embargo, en caso de que llegue a agotarse, se podrán pedir más unidades en su punto de venta habitual.

Ayer, las primeras pruebas llegadas a la redacción tuvieron unos destinatarios muy concretos y especiales: Alfonso, Inma y Raúl, de la pescadería Saturnino de Zaragoza, como un homenaje a todos los profesionales a los que el pulpo les ha hecho trabajar más. "Sí, se ha notado mucha más venta de pulpo estos días", reconocía Alfonso. Todo lo contrario al chef José Andrés, que retiró de su menú este plato una vez que España ya tenía la Copa en la mano. "Pues a nosotros nos han preguntado bastante -contó Alfonso-. Incluso algunos restaurantes se han interesado en llevar alguno vivo, pero eso es muy difícil, porque hay que cuidarlo mucho para que sobreviva". Eso sí, fuera del trabajo, el popular cefalópodo les ha dado pie a miles de bromas. "El cachondeo no ha faltado ningún día. ¡Lo que ha dado de sí Paul!", se reían ayer los compañeros. En la mañana de ayer, mientras se probaban sus camisetas, el primer cliente que entró en el local preguntó directamente: "Pulpo cocido, ¿tenéis?", demostrando que la fiebre por este animal no se ha extinguido tras el campeonato de fútbol.

Aunque Paul ha tenido que jubilarse porque ya anda mayor, su recuerdo siempre quedará en los aficionados españoles, que ya lo han adoptado como mascota y lo han hecho el rey de las redes sociales e internet en general. Pero, el domingo, saltará de las pantallas de ordenador a la camiseta de HERALDO, que promete ser el atuendo de moda este verano. Para Alfonso, Inma y Raúl, con o sin pulpos en la mano, ya lo es.

Etiquetas