Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

VALENCIA

Un joven mata a su padre con un bate de béisbol y a su madre con un televisor

Un hombre de 31 años, que se encontraba en baja médica por ansiedad, mató a sus padres esta mañana en Valencia golpeando a su padre de 65 años con un bate de béisbol y a su madre de 67, lanzándole un televisor que le hirió de muerte en la cabeza. El asesino fue detenido en plena calle por la policía, muy cerca de su casa, después de que saliera corriendo del domicilio bajo un grave estado de nerviosismo, sin camisa y bañado en sangre.

Los hechos se produjeron sobre las ocho de la mañana, cuando el joven decidió acabar con la vida de sus padres. Agentes de la Policía Superior de Valencia, tras una alerta de un vecino que avisó de que había un puerta de una vivienda abierta en la que se observaban manchas de sangre. Cuando los agentes entraron a inspeccionar la casa se encontraron en el recibidor a un hombre sobre un charco de sangre y en el comedor una mujer en el mismo estado y comprobaron que ambos estaban muertos.

Tras el hallazgo, la policías del grupo de homicidios se trasladaron al domicilio para realizar una primera inspección ocular técnico-policial que les permitió determinar que, presuntamente, el ahora detenido golpeó a su madre en la cabeza con un televisor y a su padre con un bate de béisbol, originándoles a ambos el fallecimiento. Aún así, los agentes continúan las investigaciones para el total esclarecimiento de los hechos.

Al mismo tiempo, una patrulla de la Policía Nacional detuvieron al joven en las inmediaciones de la rotonda de los anzuelos, muy cerca de su casa. Al parecer, el asesino estaba bajo un grave estado de nerviosismo y había salido huyendo de su domicilio sin camisa y con grandes manchas de sangre en sus brazos, torso y piernas. Una vez arrestados, los agentes se dispusieron a identificar al joven confirmando que se trataba del hijo de las dos víctimas.

Sin antecedentes

También determinaron que el detenido no tenía antecedentes penales de ningún tipo y tampoco antecedentes psiquiátricos, aunque, según confirmaron algunos familiares del joven, en estos momentos se encontraba de baja por ansiedad. En este sentido, Víctor balos, sobrino de los fallecidos, afirmó que el domingo había estado con el supuesto parricida "viendo el fútbol" y aseguró que con los padres "no tenía problemas ni nada, se llevaba bien con ellos". "Ha sido un problema de la cabeza porque no es normal", afirmó Víctor.

Por otro lado, indicó que su primo, tras supuestamente cometer el parricidio, salió por el patio donde "estaba la señora de la limpieza" y que "él mismo" le dijo a la señora que llamara a la policía. Vecinos del inmueble aseguran que no habían escuchado anteriormente gritos o discusiones en el domicilio familiar, según aseguró hoy el presidente de la comunidad vecinal, José.

Este portavoz explicó que, tras producirse la agresión, algunos vecinos salieron de sus casas y uno de ellos llegó a ver el bate de béisbol con el que, supuestamente, el joven acabó con la vida e sus progenitores. Además, el presidente de la finca manifestó que él mismo observó un cristal roto y a una de las víctimas --el padre-- en el suelo. Posteriormente, según este relato, llegó la hija del matrimonio del fallecido, que reside en la misma finca, a quien le recomendó que no tocara nada.

Etiquetas