Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

SOLIDARIDAD

Un belén viviente y solidario

El portal de la plaza del Pilar cobró ayer vida con figuras de carne y hueso que conversaban con los visitantes. A la salida, voluntarios del Ayuntamiento recogieron donativos en forma de juguetes y alimentos.

Los ciudadanos se volcaron en la entrega de juguetes y alimentos.
Un belén viviente y solidario
ARANZAZU NAVARRO

Más de un visitante del belén de la plaza del Pilar de Zaragoza se sorprendió ayer por la mañana cuando el portal cobró vida. La Virgen, San José, los pastores y campesinos se movían y conversaban con los visitantes, ante la alegría -y algún susto- de los más pequeños.

"Hemos venido a adorar al niño y a conocer a los zaragozanos, que sabemos que disfrutan mucho de los belenes", bromeaban los 'pastorcillos' Guillermo y Christian, tan metidos en su papel que no querían revelar su apellido: "En total somos seis actores del grupo de teatro zaragozano Ars Escénica. Hemos venido como voluntarios y la verdad es que está siendo una experiencia fantástica".

Junto a ellos, adornaban el portal otras figuras vivientes, como la Virgen María, San José, una panadera y una costurera. Esta última se afanaba en tejer una bufanda de lana. "Es para que el niño no pase frío en el portal. En Zaragoza hace más fresco que en Belén y hay que cuidarlo más", aseguraba la mujer.

La iniciativa del Ayuntamiento de añadir figuras vivientes al belén coincidió ayer con la primera jornada de recogida de juguetes y alimentos para la Hermandad del Refugio y el Albergue municipal. "Es el primer año que se pone en marcha esta colecta solidaria y los ciudadanos han respondido con una enorme generosidad", señalaba Juan Grande, uno de los organizadores de la colecta. "Han traído todo tipo de juguetes: peluches, juegos de mesa, muñecos... Y una buena cantidad legumbres, conservas y pasta", enumeró.

La colecta solidaria se llevará a cabo hasta el próximo día 24, en el horario de apertura del belén, de 11.00 a 14.00 y de 16.00 a 21.00. "Los juguetes se entregarán al Refugio y se repartirán entre familias necesitadas", explicaba Grande. La comida se entregará al Albergue Municipal.

La cubana afincada en Zaragoza Lisandra Ramírez fue uno de los muchos ciudadanos que se acercaron ayer a hacer su donación. "He traído lo que he podido, un poco de comida: pasta, conservas, verdura y algún dulce -enumeraba-. Me hubiera gustado traer más, pero estoy en paro y no puedo gastar mucho".

La buena voluntad y generosidad se vio ayer ampliada en el belén de la plaza del Pilar gracias a la iniciativa 'Abrazos gratis' que llevaron a cabo voluntarios del Centro Yukido. "Cada Navidad, dedicamos un día a transmitir energía positiva en forma de abrazo a los paseantes", aclaraba Manuel Moreno, que junto a Josefina Novellón repartía achuchones entre los viandantes. "Algunos se sorprenden y los hay que incluso se creen que les vas a robar la cartera. Pero la mayoría lo agradecen. Un abrazo siempre es positivo, y más en estas fechas", agregó.

Etiquetas