Despliega el menú
Sociedad

CRISIS DEL ACEITE DE GIRASOL

Soria garantiza la seguridad del aceite pero sólo certifica la cuarta parte de las marcas

El ministerio ha certificado en rueda de prensa que no hay riesgo en 200 de las 800 marcas de este producto que se comercializan en España, y afirmó que proporcionará esta lista de estas marcas limpias.

El ministro de Sanidad, Bernat Soria, ha asegurado que todo el aceite de girasol disponible en el mercado es "seguro para la salud", si bien su departamento sólo ofrece garantías de la cuarta parte de las marcas que se venden en España.

Soria, que informó en rueda de prensa sobre la retirada del aceite de girasol con hidrocarburos procedente de Ucrania, ha confesado que Sanidad había analizado doscientas de las ochocientas marcas de este producto que "no tienen riesgo".

El presidente de la Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), Félix Lobo, ha precisado que hasta dentro "de dos o tres semanas" no se emitirá "una lista fiable de productos no conformes, que pudieran dar toxicidad" y ha reconocido que "pueden quedar flecos" en el vaciado sanitario.

Aunque Soria ha insistido en que no hay riesgo a la hora de consumir el aceite que se haya adquirido con anterioridad a la alerta sanitaria del pasado viernes, la presidenta del Consejo General de Consumidores, Francisca Sauquillo, ha aconsejado que no se utilice este producto hasta que no se explore todo el mercado.

Sauquillo ha matizado que "si alguien quiere retener las botellas -que tengan en su hogar o establecimiento- que las retenga" para mayor seguridad, hasta que se conozca la lista definitiva.

El responsable de la AESAN ha corroborado que "cada vez hay más evidencia de que se ha tratado de un fraude, de una adulteración voluntaria fuera de nuestras fronteras".

Ha justificado la entrada de 125 toneladas por carretera desde Francia a Barcelona en que se habían falsificado los certificados de calidad avalados por las autoridades de Ucrania, un país del que "España importa una gran cantidad".

De hecho, al concluir la rueda de prensa ha informado a los periodistas de que "existen sospechas de que podrían haber entrado otras 7.000 toneladas importadas de Ucrania por operadores españoles en cuatro barcos".

Lobo ha explicado que se han retirado 3.500 toneladas de este tipo de aceite de entre 20.000 y 25.000 establecimientos, aunque en la comparecencia las autoridades sanitarias han declinado informar de las marcas que han vendido las partidas afectadas así como de las comunidades autónomas donde se han comercializado.

Ante la insistencia de los medios de comunicación, Lobo ha aseverado: "No estamos aquí para satisfacer curiosidades de los periodistas".

Devolver los sospechosos

El presidente de la Asociación de Empresas para el Fomento de Oleaginosas Nacional y su Extracción (AFOEX), Jorge de Saja, ha comentado que los consumidores pueden devolver a las empresas los aceites sospechosos y ha adelantado que las partidas irregulares no volverán al mercado, ya que se utilizarán para usos de combustibles.

El titular de Sanidad ha celebrado la rápida resolución de la "crisis alimentaria", el modo en que se ha producido el "vaciado sanitario en un tiempo récord" y que la Comisión Europea haya constatado "que las medidas que España ha tomado por ahora son suficientes".

"El criterio ha sido proteger la salud de los ciudadanos, y España ha sido el país Europeo que se ha adelantado", ha indicado Soria, quien ha insistido en que, "en la peor de las situaciones", este aceite está seis veces por debajo de la concentración que supone riesgos para la salud, al contener entre 50 y 150 partes tóxicas de hidrocarburos por millón.

Soria ha respondido a las críticas de las organizaciones agrarias y de consumidores por la "confusión" con que se ha gestionado la crisis que "es fácil juzgar a toro pasado", al alegar que se ha actuado "con la peor de las hipótesis".

Además, ha hecho hincapié en que ha trabajado "veinticuatro horas" y en que se ha informado a los ciudadanos "a medida que se producían los acontecimientos".

El ministro ha recordado que la retirada del aceite con hidrocarburos ha sido "voluntaria" por parte de toda la cadena de distribución mientras que se continúa actuando con las empresas para que acrediten la seguridad de sus productos.

Este departamento registró en el primer trimestre de 2008 la entrada en España de veintiuna partidas de este producto de origen Ucraniano a través de Bilbao, Málaga, Sevilla y Barcelona.

Etiquetas