SEQUÍA

Sólo lluvias espectaculares durante más de un mes remediarían la actual sequía

La falta de agua ha motivado ya decisiones sin precedentes. España y Portugal han anunciado la cesión de unos 30 hectómetros cúbicos de agua del embalse portugués portugués de Alqueva, para 500 hectáreas de regadío en las poblaciones extremeñas de Villanueva del Fresno y Cheles.

Aunque esta semana parece que las lluvias han vuelto a ser protagonistas del tiempo en la mayor parte de España ni su intensidad ni su duración parece que van a ser suficientes para remediar la pertinaz sequía que ha convertido el periodo septiembre-febrero en el semestre con menos precipitaciones de los últimos 60 años. Debería llvoer de forma espectacular durante más de un mes para converyir la sequía en recuerdo, declaró este martes la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona. De momento, el agua sigue sin llenar los embalses que en la última semana, también con escasas lluvias, apenas incrementaron sus reservas. La falta de agua en muchas zonas ha motivado que, por primera vez, Portugal ceda agua para riego a Extremadura.

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, advirtió de que se necesitarían lluvias "realmente espectaculares" durante más de un mes para superar la situación de sequía en varios puntos de España. Sin embargo, "la Agencia Estatal de Meteorología (AEMT) no prevé que la intensidad, cantidad y duración sean tales que deje atrás la sequía en Cataluña, las cuencas de Júcar y Segura, la cabecera del Tajo y parte del Ebro", explicó la ministra en un acto sobre reciclaje de vidrio.

En todo caso, aseguró que en todas estas situaciones el Gobierno actúa "como viene actuando desde que comenzó la sequía en 2005 y criticó a quienes en aquel momento tacharon de "catastrofista" al Ministerio de Medio Ambiente por comenzar a tomar medidas en febrero de aquel año. "Hicimos muy bien --aseguró--. Se ha garantizado el abastecimiento de agua para consumo humano". Narbona atribuyó esta garantía a la gestión del Ejecutivo y a la colaboración de los agricultores, ya que más del 50 por ciento del regadío es eficiente, según comentó, y la previsión para la próxima legislatura es que este porcentaje aumente hasta el 80 por ciento.

Así, subrayó que con el ahorro en el regadío hay más agua en los acuíferos y embalses disponible para consumo humano. A esta política, sumó el aumento de la capacidad de regenerar aguas residuales para todo tipo de uso, salvo 'de boca', así como las nueve plantas desalinizadoras en funcionamiento desde 2004 en el litoral. "Tenemos que asumir que con el cambio climático cada vez las sequías serán más prolongadas y más frecuentes --insistió--. Por eso hemos reorientado la política del agua a través del programa A.G.U.A., para que se base en una mejor gestión, un ahorro masivo de agua en la agricultura y las mejores tecnologías para obtener un agua de calidad".

Los embalses, sin variaciones

 

Por otro lado, según el balance facilitado por el Ministerio de Medio Ambiente, la reserva hidraúlica aumentó en la última semana en 56 hectómetros cúbicos (el 0,1 por ciento de la capacidad total) y se sitúa en 23.947 hectómetros, al 44,2 por ciento de su capacidad máxima. Se trata de un porcentaje nada menos que quince puntos por debajo del año pasado por estas fechas y 17 puntos menos que en el promedio de los últimos cinco años.

Entre las principales cuencas, el Duero se sitúa en un 52 ,1 por ciento de sus reservas, el Tajo en el 44,6 y el Ebro al 46,4 por ciento. Peor lo tiene el Guadalquivir, al 36,1 por ciento, aunque lo pero está en la cuenca mediterránea, con embalses que oscilan entre el 18 y el 27 por ciento. Las precipitaciones fueron escasas en todo el territorio nacional en los últimos días.

La falta de agua ha motivado ya decisiones sin precedentes. Los ministros de Medio Ambiente de Portugal y España, Francisco Nunes Correia y Cristina Narbona, respectivamente, anunciaron la cesión de unos 30 hectómetros cúbicos de agua del embalse portugués portugués de Alqueva, para 500 hectáreas de regadío en las poblaciones extremeñas de Villanueva del Fresno y Cheles. Se trata de la primera vez que Portugal cede agua para el regadío en España, sin contar las compensaciones por la expropiación de terrenos para construir precisamente esta presa, que es la más grande de Europa y tiene una capacidad de 4.200 hectómetros cúbicos.

Tras celebrar la segunda conferencia de las partes del Convenio de Albufeira, ambos responsables políticos explicaron que los ayuntamientos han hecho una primera petición de 6 hectómetros cúbicos y que el gobierno luso ha autorizado una cesión de hasta 30 hectómetros de este embalse que se nutre del agua del Guadiana. El precio del agua, todavía por establecer, será el mismo que el que se fija para los regantes portugueses, según explicaron fuentes del ministerio español.

| 19/Feb/2008 17:33:01

(EUROPA PRESS)

02/19/17-33/08