Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

PEDERASTIA

Se disculpa por dejar embarazada a una niña de diez años para pasar menos tiempo en prisión

La confesión de Andrés Julián L.H., un colombiano acusado de agredir sexualmente a una niña, reducirá su condena en ocho años, por lo que se enfrentaría a 17 años de cárcel en lugar de 25.

Andrés Julián L.H., un colombiano acusado de agredir sexualmente a una niña de 10 años, que quedó embarazada y tuvo un bebé en 2005, reconoció hoy los hechos en el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Orense. Según su abogada, Maite López, la confesión de los delitos cometidos (agresión sexual y un hecho anterior en grado de tentativa) supone una reducción de la condena solicitada por la Fiscalía de 25 años a 17 años y medio.

Todo ocurrió en 2005, cuando Andrés Julián L.H., un ciudadano colombiano, mantenía una relación sentimental con la cuidadora de la víctima, una niña de 10 años a la que violó y que quedó embarazada teniendo posteriormente un bebé. A pesar de que en alguna ocasión el acusado había alegado que la relación sexual fue consentida por la niña (algo irrelevante al ser la pequeña menor de edad), hoy decidió echarse atrás durante el juicio y reconocer tanto la violación, como el intento anterior.

La abogada defensora de Andrés Julián ya había anunciado que su cliente reconocería los hechos para lograr una reducción de condena, por lo que la madre de la víctima solicitó una audiencia pública en lugar de a puerta cerrada, al no tener que declarar ella en caso de que el agresor confesara los hechos. Y así fue. Durante la vista reconoció tanto la "agresión sexual consumada" como "un hecho anterior en grado de tentativa", motivo por el cual el delito de violación se reduce en un grado y la agresión en grado de tentativa, en dos.

De esta forma, la condena queda reducida en ocho años, y Andrés Julián sólo tendría que afrontar 17 años y medio (13 por un delito de agresión sexual consumada y cuatro años y medio por otro en grado de tentativa), en lugar de los 25 que solicitaron Fiscalía y acusación particular. Asimismo, quedará reducida también la indemnización que el acusado deberá abonar a la pequeña, de 400.000 euros a 200.000, aunque sí tendrá que pagar una pensión alimenticia de 250 euros mensuales al bebé de la menor, sin posibilidad de tener acceso sobre la patria potestad al ser fruto de una violación.

Distintas costumbres

Durante el juicio, la madre de la víctima, Laura Montenegro, manifestó su deseo de que caiga sobre el acusado "más de lo que dicen y que sean más de 25 años" porque "esto no se le hace a una niña". Así, la madre de la menor, que ahora tiene 13 años, incidió en que el agresor también tiene hijas, por lo que podría haber pensado en ellas para no violar a su pequeña. No obstante, la abogada defensora de Andrés Julián pidió "que se tenga en cuenta" que su cliente "no es una persona nacional", sino colombiano, y que "todo el ambiente y las costumbres de allí no son las mismas de aquí", con independencia de que sea "una barbaridad aquí o allí".

Además, Laura Montenegro arremetió contra la pareja del acusado, que cuando ocurrieron los hechos cuidaba de la víctima. Por ello, la madre de la menor alegó que ella "también tiene culpa" y la acusó de reírse de lo que ocurre, puesto tanto ella como su madre le "acosan" desde que se produjeron los hechos. De hecho, cuando todo ocurrió, lejos de posicionarse del lado de la víctima, la cuidadora alegó que "la niña estaba enamorada de él y que lo seducía". Así, por el acoso y las supuestas amenazas, Laura Montenegro presentó una denuncia contra la cuidadora, cuyo juicio se celebrará el próximo 20 de junio.

Hoy mismo, la madre de la niña anunció que presentará otra denuncia contra la cuidadora por haber realizado unas manifestaciones graves de contenido sexual contra su hija en las inmediaciones de la sala.

Etiquetas