Sociedad
Suscríbete por 1€

.

"Paro en doble fila porque la carga y descarga está llena, y me multan a mí"

Sergio García critica que la Policía sancione a los comerciales que estacionan en doble fila y no a los turismos que ocupan las zonas de carga y descarga.

Sergio García, con sus multas, ante una zona de carga y descarga ocupada por turismos en el Coso.
"Paro en doble fila porque la carga y descarga está llena, y me multan a mí"
DIEGO GARCÍA

En enero, comenzarán a funcionar (y multar) en Zaragoza dos nuevos coches-vigía de la Policía Local. Están dotados con cámaras para vigilar los estacionamientos en dobles filas. Los agentes captarán las imágenes de los vehículos infractores sin bajarse de su coche y estas fotos pasarán automáticamente a la Oficina de Tráfico, donde tramitarán las denuncias. Sergio García, comercial que acumula numerosas denuncias por estacionar en doble fila, pide que se tenga en cuenta a los vehículos comerciales y las dificultades con las que se topan a diario en su trabajo por la ciudad.

 

"Llevo diez años recorriendo la ciudad de lunes a viernes para repartir productos de panadería y pastelería. Las zonas de carga y descarga suelen estar ocupadas siempre por turismos mal aparcados, lo que me obliga a parar en doble fila para poder hacer mi trabajo. Y luego me multan a mí y no a los que ocupan nuestra zona de carga y descarga. No nos dejan hacer nuestro trabajo y encima tenemos que pagar por ello", protesta Sergio García, que en estos años ha recibido 30 denuncias por aparcar en doble fila.

 

"Esto nos afecta a muchos comerciales y tememos que con los nuevos vehículos de la Policía Local la situación vaya a peor a partir del próximo año. La presión sobre nosotros ha ido a más, no sé si es por afán recaudatorio", señala. Sergio reclama que los agentes vigilen más las infracciones en las zonas de carga y descarga para facilitar su trabajo. "Hay coches abandonados que ni los miran y nos persiguen a los profesionales", protesta.

 

Ayer le tocaba desplazarse por el Casco. En el Coso Bajo, a la altura de Cantín y Gamboa (en la imagen de arriba), una señal marca que es zona reservada para carga y descarga de 9.00 a 12.00 y de 14.00 a 17.00. A las once de la mañana había cinco turismos aparcados, vino un camión a descargar a un supermercado y se vio obligado a parar en doble fila, ocupando un carril de tráfico. En unos minutos, pasaron dos coches de Policía Local que no se detuvieron. En este punto le han multado a él en varias ocasiones, por dejar su vehículo mal aparcado al ir a repartir sus productos a dos panaderías de Cantín y Gamboa y de la plaza de la Magdalena.

 

"Cada vez nos lo ponen más difícil, entre los contenedores que ocupan zonas de carga y descarga, la zona azul, las nuevas calles peatonales, el carril bici y las obras que se eternizan. Se renueva la ciudad, pero se despreocupan de la carga y descarga", apunta este comercial. Sergio García denuncia que estos problemas se repiten por toda la ciudad. Él trabaja de 6.00 a 15.00 repartiendo por todos los barrios. "En el Casco se trabaja mal, pero también ocurre lo mismo en las Delicias, la Almozara, en el entorno de plaza de San Francisco?", afirma.

 

Sergio reconoce que a veces se ve obligado a estacionar incorrectamente, pero pide comprensión por las dificultades de su trabajo. "Alguna vez paro un momento en la zona azul, porque no encuentro sitio para aparcar. Si llevo carga, no puedo parar muy lejos. Siempre dejo el teléfono de la empresa en el vehículo por si hay algún problema", señala.

Etiquetas