Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

USOS SOCIALES

Más bodas civiles que religiosas por primera vez

El número de enlaces en ayuntamientos y juzgados supera por primera vez al de las iglesias, algo que no ocurre en Aragón.

La cifra de enlaces oficiados en España por la vía civil superó el año pasado a los matrimonios religiosos por primera vez, según los datos provisionales del Instituto Nacional de Estadística. En concreto, en 2009 se celebraron 94.993 bodas por la vía civil, frente a las 80.174 oficiadas por la Iglesia católica. En el año precedente, la proporción era de 99.104 religiosas (un 19% más) frente a 94.170 civiles. En cuanto a los enlaces realizados por otros ritos religiosos, en 2009 fueron 785, en línea con años anteriores.

El número de enlaces civiles ha ido en aumento año tras año mientras, de forma paralela, se han reducido los celebrados en la Iglesia. Por ejemplo, en el año 2000 se oficiaron 163.636 matrimonios religiosos, frente a los 52.255 concelebrados por jueces y ediles.

En el año 2004, por primera vez los enlaces civiles superaron los 80.000, mientras que los oficiados en la iglesia bajaron de 140.000, cifra que hasta entonces se superaba con holgura. En 2005 los matrimonios religiosos fueron 126.291 y los civiles, 81.206. Ya en el año 2007, las bodas civiles superaron las 91.000, frente a las 109.811 que celebró la Iglesia.

Curiosamente, en Aragón las cifras difieren con el resto de España, ya que en esta comunidad son más los ritos religiosos (2.515) que los civiles (2.360). Y es así por el tirón de la provincia de Zaragoza (1.879 frente a 1.623), porque tanto en Huesca (395 frente a 459) como en Teruel (241 frente a 278) son más las bodas civiles.

La crisis económica

Para la catedrática de Sociología y Profesora de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) María de los Ángeles Durán, la explicación reside en el "proceso de secularización" que vive España desde hace unos años y, también, en la incidencia de la crisis económica.

"Creo que por una parte hay un proceso general de secularización, pero en este caso concreto tiene que ver con la crisis económica, porque el ritual que acompaña al matrimonio religioso es más rico y más caro que el que acompaña al rito civil. Al igual que se han reducido los matrimonios en general y el número de hijos, pienso que dentro de los matrimonios los que han bajado han sido los más caros", explica.

Por este motivo, considera que, cuando mejore la situación económica, remontará la cifra de matrimonios y, entre ellos, los oficiados en la Iglesia católica, que "tiene bastante soporte social", señala.

Etiquetas