Sociedad

Vuelos baratos

Trucos de Ryanair para que le salgan las cuentas

La aerolínea irlandesa, la más activa en el aeropuerto de Zaragoza, oferta billetes de bajo coste que luego hinchan su precio gracias a técnicas poco transparentes.

Ryanair
Ryanair
ARCHIVO

Tres clics de más y un billete de avión de Ryanair puede multiplicar su precio por cuatro. La compañía aérea ha crecido promocionándose como low cost, pero parece que no quiere regalar nada: cobran extra cada vez que pueden.

De entrada, a cada usuario que compra en su página web se le añade automáticamente un seguro de viaje de 15,50 euros. El que no lo desactive, lo paga. «Cualquier cosa que se te preselecciona sin consulta, es ilegal», comenta Rubén Sánchez, portavoz de FACUA.

Ryanair.com es un sitio diseñado para rascar cada céntimo. Desde que una persona ve el precio hasta que paga, se le pueden agregar a su factura hasta 200 euros, en forma de complementos a veces útiles, como seguros y equipaje extra, pero también de otros que muchas veces solo molestan al usuario: se les añaden sin consentimiento alquileres de coche o se le sugieren adquisiciones como las de un «equipaje de mano Samsonite Aspire».

«Se impone un suplemento por usar tarjeta de crédito, cuando esa es la única manera de pagar. A menos que lo que se exija sea lo que pide la empresa emisora de la tarjeta, eso no está permitido por la ley», explica Sánchez, para quien esta es una de las «empresas con peor imagen pública por sus prácticas abusivas».

A pesar de todo, es también una de las compañías más rentables y que más clientes gana en todo el mundo. Además de ofrecer muy buenos precios en relación con las aerolíneas tradicionales.

Aunque si a alguno de sus usuarios le dañan o pierden su equipaje, el único teléfono de atención al cliente que se le proporciona es un número en el extranjero. El que no quiera pagar por una llamada, debe gestionar sus consultas en línea o escribir un correo a la empresa, ambos obligatoriamente en inglés.

Desde AENA añaden que la página web del aeropuerto de Zaragoza permite escribir denuncias que luego se trasladan a las compañías que operan en la ciudad.

De todas formas, desde FACUA afirman las quejas no tienen ningún sentido porque «son rechazadas de inmediato», incluso cuando lo que se solicita es una compensación por retrasos en los vuelos, algo «prohibido por las normativas vigentes».

Cómo sacar la mejor oferta

Pocas empresas cobran por imprimir un contrato. En Ryanair cuesta 40 euros. «Es una queja muy frecuente. Los usuarios deben pagar si no tienen acceso a una impresora en casa, si se olvidan o si por cualquier fallo en la propia web de la empresa no se pueden descargar la tarjeta de embarque», afirma Rubén Sánchez.

A pesar de ser una cantidad excesiva, es fácil de evitar, como el resto de imposiciones de cobro: basta con revisar lo que se debe y lo que no se debe seleccionar a la hora de adquirir un billete.

Desde el primer momento, la cantidad anunciada por un vuelo aumentará por los impuestos y tarifas, y por el cargo de facturación online (6.48 euros), algo inevitable.

Una vez se elija el trayecto, el usuario deberá seleccionar «No necesito seguro de viaje», una opción que se encuentra escondida en el  menú desplegable donde aparecen las tarifas de seguros para los residentes de varios países. Es una lista ordenada por orden alfabético, salvo en el caso de la opción para anular el seguro.

Antes de finalizar una compra, se ofrece de nuevo el seguro y se debe pasar por una página donde se oferta (y se preselecciona) un alquiler de coche. También hay que hacer clic en la opción que rechaza ese cargo. «Hay que estar atentos y leer las condiciones y letra pequeña», añade Sánchez.

Allí se aclara cuánto hay que pagar por un equipaje que sobrepase los 32 kilogramos y que tenga unas dimensiones de más de 81 centímetros de alto, 119 de ancho y 119 de profundidad. También se informa sobre qué se puede llevar cuando se viaja con un bebé.

Se puede descubrir que «las tarifas más económicas se ofrecen para los pasajeros que no viajen en horas punta» (desde las 12.00 del lunes hasta las 12.00 del jueves, y los sábados a partir de las 12.00), que «para obtener las tarifas más bajas es necesario que la compra se efectúe con 14 días de antelación» y que «los pasajeros pueden buscar las tarifas más bajas activando la casilla de opción de flexibilidad de búsqueda al seleccionar el aeropuerto de salida y de llegada».

Etiquetas