Despliega el menú
Sociedad

HOMENAJE

Los infanticos del Pilar reciben la medalla de Defensores de Zaragoza

La Casa Condal de Bureta y la Baronía de Warsage son también condecorados con esta distinción por su actuación en Los Sitios

Los infanticos recogieron la medalla de Defensores de Zaragoza en el ayuntamiento.
Los infanticos del Pilar reciben la medalla de Defensores de Zaragoza
CARLOS MONCÍN

Han sido los últimos, aunque no menos importantes. Los infanticos del Pilar, la Casa Condal de Bureta y la Baronía de Warsage recibieron ayer las últimas medallas de 'Defensores de Zaragoza' en un "acto íntimo y discreto", según indicó el director de la Fundación Zaragoza 2008, Jesús Ángel González.

"Quedaban todavía algunas medallas pendientes de entregar del Bicentenario que por motivos de agenda no había sido posible antes", explicó González. "Las distinciones son un recuerdo a la importante labor de estas instituciones durante Los Sitios", precisó.

 

Así, el alcalde Juan Alberto Belloch entregó la medalla a los infanticos en la sala de junta de Gobierno del Ayuntamiento, e hizo alusión a la "esperanza" que transmitieron ellos en un momento especialmente traumático de Zaragoza, donde se sucedían los episodios bélicos. De hecho, "los infanticos fueron los que mantuvieron la normalidad dentro de la anormalidad que padeció Zaragoza", recordó más tarde González.

 

Ángel y Nelson, el mayor y el menor de los pequeños cantores, fueron quienes subieron a recoger la medalla. Después, todos los niños dedicaron tres canciones de agradecimiento: una popular, el himno de Aragón y otra en honor a la Virgen del Pilar. "Disfrutaron mucho", apuntó el canónigo responsable del Colegio-Escolanía de Infantes, Luis Cuartero. Además de la medalla colectiva, cada uno recibió un ejemplar de los Episodios Nacionales de Pérez Galdós que hacen alusión a Zaragoza y un reloj de pulsera.

 

Al acto asistieron representantes políticos, así como de la Fundación Zaragoza 2008. Tampoco faltaron el deán Manuel Almor o el arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña. No obstante, los auténticos protagonistas fueron los niños.

 

Anteriormente, la condesa viuda de Bureta y la baronesa de Warsage recogieron las distinciones de 'Defensores de Zaragoza' en el despacho del alcalde por la gesta de sus antepasados durante la defensa de la ciudad.

Etiquetas