Despliega el menú
Sociedad

AGUA

Los embalses de la cuenca del Ebro están al 65,6% de su capacidad

Los embalses de la Cuenca Hidrográfica del Ebro están al 65,6% de su capacidad, con 4.855 hectómetros cúbicos de los 7.403 que pueden albergar en su totalidad, después de aumentar un 4,5% su volumen hídrico en la última semana.

Según los datos proporcionados por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), en la misma semana del año pasado la situación era de 5.429 hectómetros cúbicos y el 73,4% del total, mientras que el promedio de los años 2003 a 2007 resulta ser de 5.330 hectómetros cúbicos.

En la actualidad, el agua embalsada se encuentra por debajo de la cifra del pasado año y no supera el promedio de los años 2003 a 2007, mientras que el mínimo del último lustro en esta semana corresponde a 2005, con 4.880 hectómetros cúbicos.

En el eje del Ebro, los embalses están al 87,8% de su capacidad, con 2.024 hectómetros cúbicos de los 2.304 de aforo total, tras aumentar un 4,1% la última semana.

En la margen derecha, el nivel de la cuenca es del 55,2%, con 286 hectómetros cúbicos de los 518 que puede albergar en su totalidad, al haber incrementado su volumen un 2,7%. Los pantanos de la margen izquierda se encuentran al 45,6% de su capacidad, con 2.545 hectómetros cúbicos de los 4.581 de su capacidad total, tras crecer un 4,9% en la última semana.

 

Difícil situación en Cataluña

 

Las lluvias de la última semana llenaron las cuencas internas de Cataluña hasta el 22,56% de su capacidad, con 6,25 hectómetros cúbicos más respecto al lunes pasado. Así, las reservas crecieron casi un 1%, superando actualmente los 156 hectómetros cúbicos respecto al total de 694,45, según informó la Conselleria de Medio Ambiente y Vivienda. 

Este lunes podrían aumentar las reservas, ya que se esperan lluvias entre débiles y moderadas en algunos puntos del Pirineo, Prepirineo y en el cuadrante nordeste, y de forma más dispersa en otras zonas del Prelitoral. En el norte del Pirineo podría haber más precipitaciones débiles por la tarde, según informó el Servicio Meteorológico de Cataluña (SMC).

Cataluña se encuentra desde el día 4 de febrero en fase II de excepcionalidad por falta de pluviometría. La siguiente fase en el Decreto de Sequía es la de emergencia -que a su vez tiene tres estadios más-, y llegará si el agua disponible en las cuencas catalanas baja del 20%, lo que podría producirse a principios de mayo si no hay precipitaciones significativas.

Etiquetas