Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

SOLIDARIDAD

La Confederación de ONG europeas pide un aumento en la contribución al desarrollo

CONCORD solicita que los países no "inflen" sus cifras de ayuda introduciendo contribuciones económicas en otros ámbitos.

La Confederación Europea de ONG de Emergencia y Desarrollo (CONCORD), relfeja en su último informe, Aid Watch 2008, las deficiencias mostradas por la Unión Europea a la hora de garantizar su aportación a la ayuda humanitaria contra la pobreza en el mundo: no sólo se ha producido un "ligero descenso" en la contribución internacional en la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), sino que los Gobiernos nacionales suelen "inflar" sus cifras, insertando en ellas datos no relacionados directamente con los proyectos de desarrollo.

"Las ONG europeas reciben positivamente los compromisos de ayuda de la UE y su intención de seguir siendo el líder mundial en materia de ayuda. Las últimas cifras en este sentido indican, sin embargo, que muchos países todavía no se esfuerzan lo suficiente y que la UE no va por el buen camino para cumplir sus propios objetivos", estima el documento.

Según CONCORD, la situación no ha cambiado excesivamente desde el momento en el que la UE se comprometió, en 2005, a "combatir la pobreza mundial como obligación moral", así como a "mejorar tanto la forma en que se distribuye la ayuda como otras políticas de financiación para el desarrollo", cita la organización.

No obstante, y a pesar de que CONCORD reconoce "positivamente" los compromisos de ayuda de la UE, la confederación advierte de que la Unión "no va por el buen camino para cumplir sus propios objetivos" ya que se necesita un esfuerzo para mejorar la calidad de su ayuda y cumplir los compromisos en materia de cantidad de la ayuda con dinero destinado realmente a eso, sin inflar las cifras.

Cifras desalentadoras

Según las cifras que maneja la confederación, publicadas en abril de este año, la perspectiva que ofrecen los números es, cuando menos "desalentadora": no sólo se ha experimentado un descenso de la cantidad de la AOD, sino que "durante el año 2007 deberían haberse producido incrementos significativos para alcanzar los objetivos oficiales", algo que no ha sucedido.

La confederación destaca que, de entre los 27 estados miembros de la UE, sólo nueve de ellos, entre los que se cuenta España, aumentaron el porcentaje de su AOD entre 2006 y 2007. Austria, Alemania, Bulgaria, Dinamarca, España, Estonia, Lituania, Luxemburgo y Rumania incrementaron su aportación al desarrollo, frente a "una clara mayoría de los estados miembros, destacando "espectaculares caídas" entre aquellos países que, históricamente que tienen una mayor historia de provisión de ayuda, se produjeron algunas espectaculares caídas. "Grecia, Italia y Portugal todavía languidecen por debajo de sus objetivos de 2006", destacó la organización.

CONCORD detalla en su informe los amplios contrastes entre los estados donantes, y advierte de que muchos de los antiguos y nuevos estados miembros no van camino de cumplir sus objetivos para 2010, según estimaciones oficiales. Sólo nueve de los gobiernos de la UE han respetado el compromiso que realizaron el año pasado en el Consejo Europeo de introducir calendarios públicos para incrementar anualmente la ayuda. "Esta situación es claramente inaceptable", apunta la confederación.

Cifras hinchadas

La organización detalla que los países de la Unión Europea invirtieron casi 8.000 millones de euros, que teóricamente conformaban el 17% de la AOD europea, y que en realidad se encontraban insertos en partidas que no formaban parte de la ayuda, -- tales como cancelación de deuda o apoyo a refugiados o a estudiantes--.

"Un año después, los gobiernos europeos aún no han alcanzado el objetivo común para 2006 del 0.39% del PNB", según CONCORD, que insta a los Gobiernos de la UE a que dejen de "inflar sus cifras de AOD, proporcionar a sus ciudadanos una imagen real de sus contribuciones y concentrarse en aumentar las inversiones auténticas, programadas y transparentes". De seguir esta tendencia, "la UE habrá invertido 75.000 millones de euros menos de lo comprometido entre 2005 y 2010".

De esta forma, se pide a los países de la UE "que dejen de incluir los costes de los refugiados, estudiantes y el alivio de la deuda en la ayuda oficial al desarrollo. Resistan a la tentación de inflar aún más sus cifras durante los próximos años, evitando tener en cuenta otros elementos que no forman parte de la ayuda, tales como los presupuestos de migración o seguridad".

Recomendaciones

Ante esta situación, la organización insta a los Gobiernos de la UE a aumentar la cantidad de la ayuda real para cumplir sus objetivos de 2010 y 2015. Para ello, cada país deberá establecer "calendarios anuales para alcanzar los objetivos acordados", e incrementando los esfuerzos "para proporcionar una ayuda más eficaz y establecer objetivos adicionales que superen el mínimo de los estándares internacionales.

También sería necesario, según CONCORD, una mejor labor oficial de cara al público, logrando una mayor apertura y transparencia en la gestión de la ayuda. Para ello, la organización recomienda incluir la distribución oportuna de la información, en particular durante las negociaciones de la ayuda, así como "la distribución detallada y oportuna de la información sobre los desembolsos y la adopción de una política de publicación automática de todos los documentos con un régimen estrictamente limitado de excepciones".

Del mismo modo, se solicita a los países miembros que "evalúen la ayuda de forma realmente independiente", apoyando a los organismos independientes, y cumpliendo sus compromisos de igualdad de género y empoderamiento de las mujeres, mediante la inclusión de estos asuntos en la agenda del desarrollo.

Etiquetas