Despliega el menú
Sociedad

LA CONTRAPORTADA

Emilio Calatayud: "Los delitos se deben pagar sirviendo a la sociedad"

Emilio Calatayud es Juez de Menores de Granada. "No he inventado ninguna ley. Me limito a aplicarla desde el sentido común".

El juez Emilio Calatayud.
Emilio Calatayud: "Los delitos se deben pagar sirviendo a la sociedad"
OLIVER DUCH

¿Qué piensa un juez de menores de que los delitos cometidos por menores, la violencia global, el morbo hayan pasado a ser el combustible esencial de determinados medios de comunicación?

Se vende más así, ¿verdad? Yo creo que hay que llamar a la honestidad. Los medios de comunicación desarrollan una gran labor social y educativa, pero quizás deberían cuidar más algunos contenidos. Crear alarma social es muy peligroso. Y que un legislador cambie una ley por esta alarma social, todavía más.

 

El número de delitos, ¿crece o decrece?

El hecho de que aparezcan más en los medios no quiere decir que el número sea mayor. Simplemente, se divulgan más.

 

Usted apuesta por las sentencias educativas. ¿Por qué?

El objetivo esencial es que, de estos chavales que juzgo o juzgamos, terminen cuantos menos en la justicia de mayores. No se obtiene ningún beneficio condenando a un menor a un internamiento porque sí. Se le puede sensibilizar, reeducar, reintegrar.

 

Quizás el lector lo entienda mejor con sentencias concretas.

Por ejemplo, se detuvo a un joven por conducir un ciclomotor con una elevada tasa de alcohol. Se le envió a un centro de parapléjicos, para que comprobara en primera persona la problemática de los accidentados, de sus familiares. O el de otro chaval que se dedicaba a incendiar papeleras y le mandamos a trabajar con los bomberos.

 

Además de educar jóvenes, también convendría educar padres.

Por supuesto. Decir que sí no siempre es positivo. Hay que saber decir no. Decir no también es educar. Esa es la tesis que defiendo en la conferencia que he dado invitado por el colegio Sansueña.

 

¿Ofrece una perspectiva diferente de la Justicia?

Quiero aclarar que yo no he inventado ninguna ley. Me limito a aplicarla desde el sentido común. En vez de encerrar a un chaval, pienso que hay que formarlo en la medida de lo posible, intentar, más que reparar delitos, reparar al chaval. Desde luego, no creo en la justicia vengativa. Los delitos se deben pagar sirviendo a la sociedad. Todos podemos servir a la sociedad.

 

¿Un estafador de miles de millones de euros también?

Es curioso, pero suelen salir a la calle antes que cualquier choricillo de poca monta que atraca para pagarse una dosis de heroína. El estafador, probablemente, pisará antes la calle. Además de devolver el dinero, yo creo que debería trabajar para la sociedad, pues para estafar miles de millones de euros hace falta un cerebro capaz de tramarlo.

 

Algún apartado de la nueva ley del aborto hace referencia a menores. ¿Considera positivo que una niña de 16 años aborte sin el consentimiento de los padres?

No. A los padres, al menos, hay que escucharles, consultarles. Su opinión debe ser considerada.

 

¿Cómo valora el sistema educativo español?

Muy mejorable. Puede ser el germen de muchos problemas futuros, sobre todo, políticos. Las transferencias de Educación a las comunidades autónomas fueron un grave error propio de una joven democracia como la española. Esto no pasa en democracias de más recorrido histórico. La Educación es básica, esencial. En Estados Unidos, desde luego, es impensable.

Etiquetas