Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

MODA

El primer desfile de toda una miss

La oscense Mercedes Lacasa representa a Aragón en el certamen 'Abuela de España' que se celebra el viernes en Torremolinos.

Mercedes, una improvisada modelo que tratará de ganar esta semana la gala 'Abuela de España'.
El primer desfile de toda una miss
M. L.

Habrá un desfile en traje regional. Después, un segundo en vestido de noche. Aunque, en esta ocasión, no se celebrará el tradicional pase en bañador, tan esperado en este tipo de convocatorias. No será por las participantes, que están dispuestas a todo con tal de hacerse con el cetro. Porque en este concurso, esta vez de verdad, la belleza no lo es todo. Compiten por convertirse en miss, pero con algo más de experiencia. De hecho, el certamen se llama 'Abuela de España', se enmarca dentro de una feria llamada Expo Jubilados, y las contendientes tienen que ser mayores de 50 años.

La candidata por Aragón ya está más que preparada. La altoaragonesa Mercedes Lacasa, de hecho, vive en Benalmádena, a solo 12 kilómetros de Torremolinos, donde se desarrolla el evento. Nació en Sabiñánigo, y allí vivió durante 31 años, antes de trasladarse a La Almunia de Doña Godina. Pero, en 1993, hizo las maletas y se instaló en Málaga. Eso sí, las raíces siempre están ahí y no se olvidan. «En Andalucía me encuentro acogida, pero la tierra siempre se echa de menos. ¡Y la comida! Aunque los aragoneses hemos sido tan pesados que una tienda nos trae ahora borrajas y el fin de semana las tenía para comer. Además, los restaurantes aquí hacen migas con uva», cuenta con humor.

Además, por su profesión, mantiene muchos vínculos con su tierra natal fuera del apartado gastronómico. «Soy pintora y pertenezco a la asociación de pintores aragoneses, con la que participo en el Salón de Otoño y en el de Primavera. También estuve en la Expo y he cedido uno de mis trabajos para Aspanoa. Si no puedo ir, al menos mando los cuadros», dice.

Una vocación, la pictórica, distinta a la que ahora se enfrenta. Pero es que a Mercedes no le asustan los retos. Y, menos aún, quedarse parada. «No es solo las exposiciones que preparo; también he hecho algo de publicidad para una marca de electrodomésticos, otra de cervezas y una compañía de teléfonos móviles. Me lo he pasado en grande. Así que, cuando me enteré de esta oportunidad, me dije: "¿por qué no?"», se pregunta retóricamente.

Más allá del tradicional concurso de belleza, Mercedes lee el evento como un merecido homenaje a los mayores. «Hay muchos abuelos a los que los tienen esclavizados. Nosotras tuvimos jóvenes a nuestros hijos y ahora tenemos que seguir viviendo, no vamos a estar siempre criando niños, tenemos muchas cosas por hacer», opina. Y, si consigue alzarse triunfadora, muchísimas más hará. Porque a la ganadora le esperan viajes, spots publicitarios, entrevistas? «Es un año de reinado, igual que una miss y, además, te permite participar en el campeonato a nivel internacional, 'Abuela del mundo', representando a España», explica.

Mercedes ya tiene preparado el traje de baturra que lucirá la noche del 25 de febrero, cuando se celebra el certamen, y confía en sus posibilidades. «He visto a mis compañeras por internet y viene hasta una señora de 80 años de Galicia. Hay que tener ánimos. Me imagino que será algo bonito, siendo la primera vez que se hace. Todas queremos ganar, pero yo, si me presento, es porque creo que tengo opciones», dice sin modestia. Siempre le ha gustado el mundo de la moda, pero nunca ha tenido la oportunidad de demostrar sus dotes? hasta ahora. «Desfilar no he desfilado nunca. Pero siempre he sido delgadita y, a mis 57 años, sigo llevando una talla 38», cuenta. Aunque lo más importante de la convocatoria, para ella, no tiene que ver con el físico. «A mí lo que me gustaría es dejar el nombre de Aragón muy alto. Y ya, si me llaman para campañas o televisiones, encantada», señala.

Eso sí, esta aspirante a 'Abuela de España' ya tuvo suficiente regalo hace tan solo tres meses, cuando nació su nieto. «Tengo dos hijos y, el mayor me hizo abuela hace muy poco. Aunque no lo tengo cerca, estoy ilusionadísima», concluye. Y, ahora, gracias a él, puedo convertirse en 'Abuela de España'.

Etiquetas