Despliega el menú
Sociedad

MADRID FASHION WEEK 2011

El lenguaje de Cibeles no habla de tendencias sino de continuidad

Adolfo Domínguez, Sita Murt, Alma Aguilar y Andrés Sardá presentaron sus propuestas.

Sardá, sabor mexicano.
El lenguaje de Cibeles no habla de tendencias sino de continuidad
EFE

La diversidad de lenguajes y formas de dibujar patrones que se presentaron en la cuarta jornada de Cibeles Madrid Fashion Week no habla de marcar tendencias ni de innovación, sino de continuidad.

Adolfo Domínguez presentó ayer una colección de otoño-invierno «con divertidas y alegres notas flúor», según explicó Tiziana, hija y colaboradora principal del creador, que reinterpreta la estética de los años 70. El vestido, con largo a la rodilla o mini y varias capas de distintos tejidos, fue la prenda clave de su colección.

En una perfecta armonía, Sita Murt exhibió en sus 38 salidas un contraste de texturas, tejidos y colores con un lenguaje cien por cien urbano y femenino. Para esta colección, la diseñadora se inspiró en la calle de Nueva York Little West Street.

Siluetas bohemias con aire romántico se vieron en las propuestas de la firma TCN, que con la línea de lencería y 'prêt à porter' dejó claro que el bustier, los 'bodys', el corsé, las bragas altas, las minifaldas, los pantalones pitillo y las cazadoras permanecen un año más en el guardarropa femenino.

A este desfile, amenizado por una banda de música en directo, acudieron varios personajes conocidos, entre ellos la hija de Isabel Preysler y Miguel Boyer, Ana; Alfonso de Borbón, Alejandra Rojas Marcos o Alonso, el benjamín del ex presidente del Gobierno de España José María Aznar.

Por la mañana, Andrés Sardá presentó 'Sueños latinos', colección en la que delicados y sensuales ligueros y 'culottes' se combinaron con otros tejidos más rudos para alumbrar originales prendas lenceras. Alma Aguilar se encargó de poner el toque romántico, mientras que Miguel Palacio cerró la jornada matinal con patrones rectos y femeninos.

Etiquetas