Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

SALUD

El Gobierno estudiará la financiación pública de la terapia para dejar de fumar

La ministra de Sanidad resta importancia a los 'insumisos': "Los comienzos son difíciles".

El Gobierno se plantea darle un nuevo impulso al principal tema de conversación en los primeros días de 2011: la reforma de la ley antitabaco. Y una de las medidas para mejorar la norma es financiar los tratamientos para aquellas personas que quieren dejar de fumar. La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, anunció ayer que era "partidaria de estudiar esta posibilidad", aunque este hipotético pago se tendría que negociar con las comunidades autónomas. Las competencias están transferidas.

La titular de Sanidad explicó que la actual legislación debe ir acompañada "con sensibilización, acompañamiento y cobertura" hacia los fumadores que quieran dejar este vicio. Además apuntó, en una entrevista en Onda Cero, que es una "posibilidad de futuro" en la que está trabajando su departamento.

Por otra parte, Pajín valoró de forma positiva la entrada de la nueva ley, que "no tiene resquicios, por lo que los reglamentos autonómicos tampoco tendrán resquicios". Destacó la "normalidad" con que la ciudadanía ha aceptado la prohibición de no fumar en sitios cerrados y restó a importancia a algunos establecimientos -como el asador marbellí o dos bares en la Comunidad Valenciana- que se han declarado en rebeldía. "Los comienzos siempre son difíciles, hay algún incidente o una denuncia. Creo que hay que quedarse con la realidad y esta es que se están cumpliendo con plena normalidad", apuntó la ministra, quien recalcó que España se sitúa a la altura de los "países vecinos". Como muestra de este puntual descontento, el propietario de una sidrería de Urduliz (Vizcaya) ha colgado del techo del establecimiento la máquina expendedora de tabaco en protesta por la prohibición de fumar en el local y aseguró que la dejará así hasta "que cambie la ley". "La gente acude a la sidrería para comer, beber y fumar", por lo que si en Euskadi ya no se puede hacer eso no está "de acuerdo" con la ley, apuntó.

Leire Pajín explicó que los estudios del Gobierno indicaban que la reforma no iba a repercutir en el sector de la hostelería, aunque comprendió las quejas y las "incertidumbres" de los propietarios de bares y restaurantes. "Llevamos décadas con el humo y no se puede cambiar de la noche a la mañana. Pero hoy no se puede fumar en transporte público y nadie ha dejado de viajar por eso", reflexionó la ministra, quien incidió en que esta medida cuenta con el respaldo del "70% de la población".

Etiquetas