Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

El fuego en un polígono de Vigo obliga al desalojo de 86 familias

El agua vertida para apagarlo arrastra contaminantes al río Lagares.

Un bombero herido leve y 86 familias desalojadas de sus viviendas, además de cuantiosos daños materiales, es el resultado provisional de un violento incendio declarado durante la madrugada de ayer en un recinto de naves industriales situado en un polígono cercano a Vigo. El fuego tuvo como consecuencia la contaminación por detergentes y lejías del cauce del río Lagares.

Durante la jornada, los Bomberos y patrullas rurales vigilaron para evitar cualquier posible extensión de las llamas a un bosque próximo o a una gasolinera situada a unos 100 metros del foco del incendio. Los efectivos llegaron al lugar, en el alto de Puxeiros y próximo a la autovía A-55, entre Vigo y Porriño, alrededor de las 4.00. La actuación de los Bomberos no pudo impedir que la nave central afectada, de la empresa Vicosa Electrodomésticos, se desplomase dos horas después.

El recinto, ocupado por naves de oficinas y almacenamiento de diez empresas, en las que trabajan unas 200 personas, se encuentra también próximo a un grupo de viviendas sociales, cuyos moradores hubieron de ser obligados a abandonar sus casas para ser realojados en un hotel de Vigo. En las operaciones de rescate de las personas afectadas se produjeron algunas crisis de ansiedad. Al herido, un miembro del servicio de extinción, le cayeron sobre un brazo unos cascotes de una de las naves afectadas, si bien las lesiones no revisten gravedad. La llamas destruyeron las estructuras de varias de las empresas, calcinaron centenares de electrodomésticos y varios camiones.

Al lugar de los hechos se acercó el alcalde de Vigo, Abel Caballero, quien confirmó que el fuego pudo haber tenido su inicio en un almacén de productos de limpieza de la macronave, en concreto en una camioneta aparcada en su interior. El consejero de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia, Manuel Vázquez, dio cuenta de que el incendio había provocado algunos vertidos de sustancias contaminantes en el río Lagares, procedentes de uno de los almacenes que alojaba materiales de limpieza. Según apuntó el consejero, el vertido no reviste especial importancia, ya que los productos son biodegradables, principalmente lejías.

En todo caso, efectivos de la Consellería han iniciado trabajos para la contención y depuración del vertido en el río que atraviesa Vigo, construyendo diques y balsas con filtros de carbono.

Etiquetas