Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

LOTERÍA

El día después del 'pellizcazo'

Unos mil bilbilitanos ya han depositado en los bancos sus décimos del 00147, que el miércoles fue agraciado con el segundo sorteo de Navidad. La peluquería José Luis repartió -ella solita- 41 millones de euros.

Muchos bilbilitanos hacían fila ayer en la administración número 2 confiando, al menos, en la pedrea.
El día después del 'pellizcazo'
J. MACIPE

No fue el Gordo, pero fue igualmente rollizo y generoso. De hecho, la marca del 'pellizcazo' del 00147 -segundo premio que regó Calatayud con 50 millones- aún persistía ayer en las sonrisas (y los bolsillos) de centenares de bilbilitanos.

"Ayer fue un día largo y hoy resacoso", decía Manuel, uno de los beneficiados que había tenido el tino de comprar dos participaciones. El día después de que la fortuna dejase 50 millones euros en Calatayud, muchos corrieron a ingresar la papeleta premiada en el banco y los más rezagados -por cierto- recibieron la llamada de las entidades financieras especialistas en eso de 'husmear' la fortuna ajena.

Entre 800 y 1.000 personas pasaron el día 22 y ayer 23 por la oficina de Caja España en el Paseo Cortes de Aragón, para depositar su participación. Según explicó el director de la entidad, José Manuel Collado, "se va a intentar agilizar el cobro para que los afortunados puedan hacer efectivo el dinero la próxima semana".

El miércoles esta oficina estuvo abierta hasta casi las 21.00, puesto que prácticamente toda la lotería que se había repartido en papeletas, se había depositado aquí, (41 millones) aunque los agraciados pueden llevarla a los bancos o cajas con los que trabajan. Algunos de los empleados de Caja España, entendían la alegría de quienes iban acudiendo porque -qué mejor que experimentar la euforia en primera persona- y también ellos tenían participaciones.

José Luis Vicén, el peluquero de oro, repartió más de 1.600 papeletas con el 00147 en la plaza Joaquín Costa, sin recargo, y al precio de 5?, lo que ha contribuido a que la mayor parte de sus clientes (entre ellos chavales muy jóvenes) se embolsen unos 25.000 euros. El premio, además, aliviará a familias en paro, animará a jóvenes dispuestos a casarse el próximo verano e, incluso, permitirá rectificar a más de uno que tuvo que rechazar un piso de protección oficial por no encontrar financiación.

A una docena de empleados municipales del área de Intervención, que tenían dos participaciones y que jugaban juntos unos 300 euros de distintos números, les dará para darse una cena-homenaje. Podría ser una especie de recompensa, después de un año duro en el Ayuntamiento, en el que los funcionarios casi se atragantaron con el recorte del 5% y en el que el propio departamento de Hacienda se tuvo que apretar el cinturón hasta prácticamente la asfixia estomacal. Desde la Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de la ciudad confían en que aquellas penurias queden temporalmente aparcadas y que esta inyección anime las compras e ilusione a emprendedores a poner en marcha nuevos negocios.

Las administraciones

Y aunque la peluquería José Luis permaneció ayer cerrada (y no fue por huelga de tijeras caídas), donde sí hubo movimiento y ebullición fue en la administración de lotería número 2. Muchos bilbilitanos se acercaron con la ilusión de, al menos, cobrar alguna pedrea. "Hoy estamos pagando todo lo que se ha vendido de Navidad porque la gente quiere coger dinerico fresco", contaba Teresa, que empezaba además a vender la lotería del Niño.

También en la administración número 1, donde recordaban que en 1992 ellos vendieron el Gordo (entonces el 31.466), la segunda oportunidad lotera comenzaba a dar sus frutos. "Es una maravilla ver a todo el mundo contento. Dar un premios es algo muy emotivo y, aún mejor, cuando está muy distribuido", comentaba Ángel Carrau.

Etiquetas