Sociedad
Suscríbete por 1€

TRAGEDIA EN EL MAR ROJO

Egipto promete a Zapatero investigar el naufragio en el que perecieron dos turistas valencianos

José Luis Rodríguez Zapatero obtuvo este martes de las autoridades egipcias la promesa de que la muerte de los dos turistas españoles que naufragaron en el Mar Rojo será investigada.

El presidente del Gobierno se reunió este martes en El Cairo con el primer ministro Ahmed Nafiz y con el presidente Hosni Mubarak, pero antes mantuvo un breve encuentro -a primera hora de la mañana- con los padres de la pareja que se habían desplazado 'ex profeso' a la capital desde Sharm el Seij.

Los familiares habían mostrado ya su preocupación por el intento de Egipto de tapar este asunto para no perjudicar el turismo. Por eso, aprovecharon la visita de Zapatero al país, dentro de una brevísima segunda gira por Oriente Próximo, para solicitar un encuentro y demandar su intercesión ante el Gobierno egipcio. La cita tuvo, al menos aparentemente, resultados satisfactorios. El presidente del Gobierno aseguró durante una rueda de prensa conjunta con Nafiz, apenas una hora más tarde, que Egipto está dispuesto a colaborar y abrir una investigación para dilucidar y, en su caso, "exigir las responsabilidades oportunas" por el siniestro. Los padres de Israel Pérez y Lourdes González, valencianos de 33 años, sospechan que el barco en el que navegaban, de nombre 'Coral Princess', naufragó porque no estaba en condiciones para salir al mar y, por lo tanto, pudo haberse cometido una negligencia. Así se lo explicaron al jefe del Ejecutivo en la rápida entrevista que mantuvieron con él en un hotel de El Cairo.

Su deseo era, además, que un submarino bajara hasta el lugar del hundimiento, no ya para recuperar los cuerpos sino para obtener datos que permitan aclarar lo ocurrido. Este lunes se cumplieron tres días desde que llegaron a Sharm el Seij, donde esperan noticias sobre las tareas de rescate, pero sus esperanzas son nulas. En todo caso, las autoridades egipcias parecen haber renunciado a la operación debido a la enorme distancia a la que se encuentra el pecio, localizado a más de 1.000 metros de profundidad.

Etiquetas