Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

OTRA FORMA DE BEBER

Artesanas: un mercado para conocedores, que se afianza

España cada vez cuenta con más microcervecerías. En Aragón hay una sola marca, la Mudéjar, que se hace en Gea de Albarracín.

Una botella de cerveza artesana Mudéjar de la variedad rubia.
Artesanas: un mercado para conocedores, que se afianza
HERALDO

"Una cerveza es artesana cuando no se filtra, ni se pasteuriza y se refermenta en botella", explica Sergio Ruiz. Además, la producción debe estar entre los 1.000 y los 5.000 hectolitros y suelen llevar menos o nada de azúcares, uno de los grandes saltos cualitativos que las diferencia de las fabricadas a gran escala. Su proceso de elaboración se caracteriza por ser lento y cuidado.

Ignacio Bermejo destaca que suelen ser cervezas más sanas, realizadas con materia prima de calidad. En todo caso, y como buen material artesano, "la calidad dependerá mucho de la mano del maestro cervecero -advierte Sergio Ruiz-. No toda la cerveza artesana, por el hecho de serlo, es más rica, aunque, eso sí, si está bien hecha, va a ser mejor".

A juicio de Ignacio Bermejo, nunca habrá un 'bum' en el mercado de la cerveza artesana, aunque considera que ahora mismo en España se ha afianzado, hay una clientela estable: "En primer lugar, las cervezas artesanas siempre van a tener una producción limitada por su propia condición y, además, su precio es poco competitivo". Para Sergio Ruiz, la calidad de estas cervezas justifica lo que cuestan. "Si a la gente le gusta, repite". En cualquier caso, el precio no es prohibitivo y por entre 2 y 4 euros uno puede degustar una cerveza especial.

En cuanto a la fabricación, Alejandro Bes, fabricante de la cerveza Mudéjar, explicó que la única dificultad con que se encontró a la hora de poner en marcha el proyecto fue la "enorme cantidad de papeleo" que tuvo que formalizar ante la Administración. "A mí me han exigido lo mismo que a una multinacional", señaló a este periódico en 2009. Sergio Ruiz, que planea poner en marcha una microcervecería, lo confirma.

Para Ignacio Bermejo, la cerveza artesana es "el culmen para un amante de la cerveza". Un trago especial "por el precio, un poco más alto de lo normal, por el sabor y porque hay que saberla tomar". Aunque es un universo muy amplio, Bermejo recomienda para los que quieran iniciarse alguna de la gama de las rubias (" todas las marcas de cerveza artesana presentan múltiples variedades").

El fenómeno de las microcervecerías -ya plenamente afianzado en otros países de Europa o en Estados Unidos- está apenas emergiendo en España. En Bélgica o Alemania este tipo de fabricación artesanal supone más de un 30% de la producción total cervecera.

Etiquetas