Sociedad

Polémicas memorias

Arantxa Sánchez Vicario, contra su familia

La guerra del clan Sánchez Vicario podría acabar "amistosamente" en próximos capítulos, pero antes parece que ningún miembro de la familia ha quedado indiferente con las memorias de la extenista

Arantxa Sánchez Vicario, contra su familia
EFE

La guerra del clan Sánchez Vicario podría acabar "amistosamente" en próximos capítulos, pero antes parece que ningún miembro de la familia ha quedado indiferente con las memorias de la extenista. Mientras sus padres tachan las palabras de Arantxa como "falsas acusaciones", la protagonista asegura que aclarará toda la polémica el próximo 14 de febrero.

Desde el pasado fin de semana la prensa mundial tiene una misma protagonista: Arantxa Sánchez Vicario. La guerra que la extenista le ha declarado a sus progenitores ha abierto una caja de sorpresas con muy mal olor.

La Otra Crónica de El Mundo resumía el pasado fin de semana las palabras que Arantxa ha dejado escritas en sus memorias. Acusaciones como "mis padres me han arruinado", "no me hablo con nadie de mi familia", "tengo problemas con Hacienda"...

Un sin fin de acusaciones que quedaron a la vista de todos a partir del pasado martes cuando las tiendas recibieron el libro: 'Arantxa `Vamos! Memorias de una lucha, una vida y una mujer'.

Lejos de que sus palabras acabaran con la polémica, estas solo han avivado la llama. Marisa Vicario Rubio fue la encargada de hablar en nombre de la familia a través de un comunicado: "Arantxa ha dado un paso más en su voluntad de herirnos y humillarnos".

La familia ha anunciado que, muy a su pesar, leerán con atención el libro de su hija y la familia o sus abogados contestarán a esas "falsas acusaciones". Pero antes de conocer las palabras de Arantxa, Marisa también quiso dejar claro que su hija no se ha preocupado por la enfermedad de su padre: "ni un mínimo atisbo de preocupación. Ni un *cómo estáis?".

Pese a todas las acusaciones vertidas, el marido de la extenista, Josep Santacana quiso dejar constancia de que Arantxa tenía "todas las pruebas para hablar".

Sin embargo, parece que la extenista no quiere que nadie más hable por ella, por lo que el próximo 14 de febrero la protagonista ha convocado a los medios en la Casa del Libro de Barcelona para hablar alto y claro.

*Habrá reconciliación o sus palabras dañarán más aún el asunto familiar? Para conocer la respuesta habrá que esperar, aunque el abogado de Arantxa confiese que ella "intentará solucionar sus problemas amistosamente, sino habrá que acudir a los tribunales".

El tiempo dirá si Cupido es capaz lanza una flecha al clan Sánchez Vicario...

Etiquetas
Comentarios