Tercer Milenio

¿Cómo mejorar el control de la úlcera de Buruli y la lepra en África? Uno de los máximos expertos en salud global lo explica

Roch Christian Johnson, director médico de la Fundación Follereau, imparte una chala el viernes en el Centro de Investigación Biomédica de Aragón.

Roch Christian Johnson, de espaldas, atiende a un paciente
Roch Christian Johnson, de espaldas, atiende a un paciente

Roch Christian Johnson, uno de los máximos expertos en la úlcera de Buruli y la lepra en África, participa en el estudio BLMs4BU realizado en cuatro países africanos, junto a la Universidad de Zaragoza, la Fundación Anesvad y la Fundación ARAID, para reducir a la mitad el tiempo del tratamiento de la enfermedad de la piel, la úlcera de Buruli.

Zaragoza acogerá este viernes 1 de diciembre la conferencia de este científico, director médico de la Fundación Raoul Follereau y profesor titular de la Universidad de Abomey-Calavi, Benín. Su charla, en la que abordará cómo mejorar el tratamiento de estas enfermedades, tendrá lugar a las 10.00 en el salón de actos del Centro de Investigación Biomédica de Aragón (CIBA).

Las Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD) son un grupo diverso de enfermedades transmisibles que prevalecen en áreas tropicales y subtropicales. Afectan a más de mil millones de personas y cuestan a las economías en desarrollo billones de dólares cada año. Las consecuencias socioeconómicas son enormes. De las 20 ETD, 12 son endémicas en África. La coendemicidad de determinadas enfermedades; la similitud de los signos clínicos, así como la escasez de recursos financieros, humanos y temporales, requieren la gestión integrada de estas enfermedades, incluidas la úlcera de Buruli y la lepra.

La hoja de ruta de la Organización Mundial de la Salud para 2021-2030 tiene como objetivo acelerar el progreso hacia la prevención, el control, la eliminación y la erradicación de estas 20 ETD. Entre las prioridades se encuentran la eliminación de la lepra y el control de la úlcera de Buruli, dos ETD de la piel. El objetivo de eliminar la lepra como problema de salud pública se ha logrado desde el año 2000 a nivel regional africano, excepto en las Comoras.

El tratamiento actual de la úlcera de Buruli requiere ocho semanas de rifampicina y claritromicina diarias, cuidado de las heridas y, a veces, injertos de tejido y cirugía. Actualmente, el estudio BLMs4BU realizado en cuatro países africanos tiene como objetivo reducir el tratamiento de 8 a 4 semanas y está llevado a cabo por un consorcio internacional coordinado por la Fundación Araid y la Universidad de Zaragoza. Además, se han implementado con éxito experiencias piloto de integración en diferentes países, particularmente en Benín y Costa de Marfil, lo que sugiere que esta estrategia es eficaz y eficiente para consolidar los logros de la lucha contra estas enfermedades. “Con este estudio se quiere conseguir un nuevo tratamiento más corto, altamente efectivo y totalmente oral. Esto reduciría no solo su duración, sino el tiempo de curación de todo tipo de lesiones. Además, requeriría una menor hospitalización y, por tanto, menos coste, con una terapia más sencilla y breve”, según destaca Santiago Ramón, coordinador científico de dicho estudio e investigador de la Fundación Araid en la Universidad de Zaragoza.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión