Sociedad
Suscríbete por 1€

Científicos de la Universidad de Zaragoza constatan la contaminación en la Antártida por la actividad humana

Una investigación ha detectado concentraciones altas en el aire de metales pesados como níquel y cromo.

Imagen de archivo de la Antártida
Imagen de archivo de la Antártida
HA

Una investigación en la que han participado científicos de la Universidad de Zaragoza y del Centro Universitario de la Defensa ha constatado contaminación por aerosoles derivados de la actividad humana en la Antártida al detectarse concentraciones altas en el aire de la región de metales pesados como níquel y cromo.

Se trata de una investigación que pone de manifiesto cómo la contaminación puede detectarse a grandes distancias de las fuentes de emisión cuyos resultados se acaban de publicar en la revista científica Chemosphere, según ha informado este viernes la Universidad de Zaragoza.

En esta investigación, el muestreo de aerosoles en filtros fue desarrollado durante varias campañas antárticas consecutivas (2018-2020) en las cercanías de las bases antárticas españolas 'Gabriel de Castilla' en Isla Decepción y 'Juan Carlos I' en Isla Livingston, ambas situadas en las Islas Shetland del Sur, a unos 120 kilómetros de la península antártica.

El análisis de los filtros de aire, donde los aerosoles quedaron retenidos, se realizó mediante tres técnicas espectroscópicas y los resultados obtenidos revelan la presencia en el aire de la región antártica de concentraciones altas de metales pesados como aluminio, hierro, titanio, níquel, cromo y manganeso, entre otros.

Estudios más profundos sobre los resultados han proporcionado información sobre las fuentes de origen de estos elementos, de forma que las concentraciones de aluminio, hierro, titanio y manganeso pueden explicarse por una fuente de origen natural, de la corteza terrestre, pero no el níquel y el cromo, ya que presentan concentraciones muy elevadas atribuibles a actividades humanas.

Estos resultados ponen de manifiesto que la Antártida ya no es un ambiente tan prístino y aislado de la contaminación antropogénica como aparentemente se cree.

En el proyecto, denominado 'Caracterización de aerosoles atmosféricos en la Antártida', han participado por el grupo Química y Medio Ambiente de la Universidad de Zaragoza Jesús Anzano, Elisa Abás, César Marina Montes, Abrahan Velásquez; del de Química Láser de la Universidad Complutense de Madrid, Jorge Cáceres, Luis Vicente Pérez Arribas, y Javier del Valle, del Centro Universitario de la Defensa. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión