Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

Ciencia veraniega

Fotografiando las lunas de Júpiter con un trípode y una cámara digital

Durante estos días de agosto Júpiter se encuentra muy próximo a la Tierra y puedes cazarlo desde el salón de casa o desde el parque más próximo.

Fotografías de Júpiter y sus lunas obtenidas desde el mismo punto en Vera (Almería)
Fotografías de Júpiter y sus lunas obtenidas desde el mismo punto en Vera (Almería)
José María de Teresa

El 7 de enero de 1610, Galileo apuntó su rudimentario telescopio a Júpiter y se maravilló al descubrir tres lunas orbitando a su alrededor. Unos días después, descubrió una cuarta luna. Se fraguaba una herejía. Desde entonces, se han descubierto muchas más lunas, pero al ser todas más pequeñas, las cuatro lunas mayores de Júpiter se denominan las lunas galileanas. Son, de mayor a menor diámetro: Ganímedes, Calisto, Io y Europa.

El pasado 17 de agosto de 2021, encontrándome de vacaciones en Vera (Almería) con buena visibilidad nocturna hacia Júpiter y gozando de un cielo despejado, decidí apuntar hacia este planeta mi cámara digital estándar (objetivo de 150 mm, de hasta 14 aumentos), convenientemente apoyada sobre un trípode. Tras algunos intentos fracasados, una vez  comencé a utilizar el disparador en modo automático para evitar la introducción de vibraciones durante el pulsado manual, aparecieron de modo mágico sobre la pantalla tanto Júpiter como dos lunas. Probablemente, mi sorpresa no fue tan mayúscula como la de Galileo, pero puedo asegurar que fue enorme. ¡Todas las observaciones directas que hasta el momento había experimentado de las lunas de Júpiter habían sido a través de un telescopio y nunca me había topado con ninguna imagen ni en una revista ni en internet obtenida con una cámara de fotos simple como la mía!

Desde ese día, y durante una semana frenética de sueño fragmentado, he obtenido las fotografías de las lunas de Júpiter que se muestran en la imagen. No obstante, hay que señalar que, en esta observación, la serendipia ha desempeñado un papel importante. Resulta que, como más tarde he averiguado, durante estos días de agosto Júpiter se encuentra muy próximo a la Tierra (600 millones de km, cuatro veces la distancia de la Tierra al Sol), fenómeno que ocurre cada 400 días. ¡Aprovechad para desempolvar cámaras y trípodes, que conforme pasan los días Júpiter se va alejando de nosotros y esta observación resultará más difícil! Os prometo que es maravilloso poder contemplar este fenómeno físico desde el salón de casa o desde el parque municipal más próximo con tan solo un trípode y su cámara de fotos convencional. No hace falta telescopio.

De estas fotografías, me llamaron la atención varias cosas:

  • la rapidez con la que Io cambia de posición (periodo orbital de solo 1,7 días) que contrasta con Calisto (periodo orbital de 17 días);
  • la alta frecuencia con la que Júpiter eclipsa sus lunas desde nuestra perspectiva;
  • lo habitual que resulta que coincidan dos lunas en la dirección del observador, fundiéndose en un único punto.

Por todas estas razones, es habitual que no se observen las cuatro lunas, sino solo tres o dos. Como podéis contemplar en las fotos, el primer día (17 de agosto) coincidieron, a las 4 am, Io con Europa y Ganímedes con Calisto. Un día más tarde se observaban las cuatro lunas bien separadas. La foto más meritoria es probablemente la que obtuve el día 19, ya que Io y Ganímedes se encontraban muy cerca pero han podido diferenciarse. Los días 20 y 21 destacan porque Júpiter eclipsa a Io y a Io y Europa respectivamente. El día 22, se dio la coincidencia de Europa y Ganímedes. Este fenomenal juego de luces y sombras es posible porque las cuatro lunas orbitan en el mismo plano alrededor de Júpiter. Curiosamente, y sin que se sepa por qué, por cada vuelta que Io realiza alrededor de Júpiter, Europa realiza dos y Ganímedes cuatro, lo que se conoce como resonancia de Laplace.

Hazlo tú mismo

A continuación mencionaré unos cuantos consejos para que el lector pueda fotografiar fácilmente las lunas de Júpiter durante estos días, antes de que la distancia ponga a prueba nuestro amor por la astronomía de salón:

Localizar la posición de Júpiter en el cielo. Una búsqueda en internet te proporcionará esta información. Una manera rápida de localizarlo es descargarse en el teléfono móvil una aplicación como Start Walk 2, que en su versión sencilla es gratuita y proporciona en tiempo real la posición de planetas y estrellas en el cielo.

2º Comprobar la posición esperada de las cuatro lunas galileanas, que en tiempo real se puede consultar en la siguiente página web.

3º Colocar la cámara sobre el trípode, apuntar hacia Júpiter usando un objetivo de 150 mm o superior y enfocar.

Seleccionar los parámetros de exposición. En mi caso, funcionó bien el utilizar una distancia focal entre 5 y 8 mm, ISO de 500 y un tiempo de exposición de alrededor de 1 segundo. Será conveniente tomar varias imágenes en torno a estos parámetros y quedarnos con la mejor.

Disparar con la opción de disparo automático, que permite retrasar varios segundos el disparo y con ello amortiguar las vibraciones momentáneas producidas al apretar el botón.

Usar en el ordenador un programa de visualización de imágenes que te permita ampliar la zona de interés, en este caso Júpiter y sus lunas.

¡Feliz observación!

José María de Teresa Físico e investigador del Instituto de Nanociencia y Materiales de Aragón (CSIC-Universidad de Zaragoza)

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Apúntate y recibe cada semana en tu correo la newsletter de ciencia

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión