Despliega el menú
Sociedad

especial mujeres de éxito

Amaya Valdemoro: "He tenido mucha suerte en la vida, he cumplido muchos sueños"

Considerada como la mejor jugadora de baloncesto de la historia, siempre ha tenido los pies en el
suelo. Prefiere no hablar de éxito y cree que este solo es «la recompensa al esfuerzo y a la constancia».

Amaya Valdemoro.
Amaya Valdemoro.

Amaya Valdemoro está considerada como la mejor jugadora española de baloncesto de la historia. En su palmarés figuran tres anillos de la WNBA, la participación en los Juegos Olímpicos de Atenas, en 2004, y Pekín, en 2008, y numerosos trofeos. La exalero madrileña, que jugó en las ligas española, estadounidense, brasileña, rusa y turca, siempre ha tenido los pies en el suelo y asegura que su éxito ha sido consecuencia de mucho esfuerzo y sacrificio. Ya retirada de las canchas, Amaya da ahora charlas como ‘coach’ y es comentarista deportiva en Movistar Plus. También ha publicado un libro infantil.

¿Qué se siente al haber llegado a ser la mejor jugadora española de baloncesto de la historia?

Bueno, eso lo decís vosotros... yo lo acojo con mucho orgullo, pero hay opiniones muy diferentes. Estar en ese abanico de nombres hace sentirse muy bien, sobre todo porque supone que todos los sacrificios y trabajo que hice cuando estaba en activo han tenido recompensa. A día de hoy, ya retirada, que se me sigan mencionando y nombrando es motivo de orgullo.

¿Qué es para usted el éxito?

Es la recompensa al esfuerzo y a la constancia, sin más. Es el resultado de un trabajo, que no debe subirte a la cabeza. Todos en la vida tenemos un propósito y hay que hacerlo con alegría, constancia y sacrificio.

Hasta llegar al éxito en lo deportivo, ¿cómo fue su camino?

La suerte que tenemos los deportistas es que nos encanta nuestro trabajo y cuando pones en la balanza el sacrificio y todo lo que has echado de menos, al final, a mí, me compensaba todo. Es una suerte porque cuando he ido a hacer mi trabajo, que al fin y al cabo es un deporte, siempre he ido pensando en lo afortunada que he sido y no me ha costado, pero sí que dejas muchas cosas por el camino.

Y en lo personal, ¿también se considera una mujer de éxito?

(Silencio) La verdad es que nunca me lo he parado a pensar. Creo que soy como cualquier persona de la calle, pero que tuve muy claro lo que quería hacer, lo hice y he tenido mucha suerte. El éxito lo trasladaría a que he tenido mucha suerte en la vida. Creo que estoy en paz con lo que he hecho, he cumplido muchos sueños, que eso no lo puede decir todo el mundo. Me siento afortunada, no exitosa. La palabra éxito no me gusta. Porque, ¿qué es éxito en la vida?, ¿llegar a ser el primero o terminar una carrera? Es según lo mires, prefiero decir que he sido afortunada tanto en lo deportivo como en mi vida personal. Me siento bien conmigo misma.

¿Cree que ha tenido dificultades extra por el hecho de ser mujer?

Desde que empecé hasta ahora, el deporte y la vida en general ha cambiado muchísimo. En la actualidad está muchísimo mejor que cuando era joven. En la sociedad hay un claro movimiento en el que se quiere que se iguale la balanza y se está haciendo.

¿Hay igualdad en el deporte?

No, pero se están haciendo las cosas mejor. Todavía el deporte femenino no está igualado. Es muy difícil dar una contestación a esta pregunta porque el deporte se ha convertido en algo que mueve mucho dinero y no se genera lo mismo, incluso en deportes masculinos, en unas disciplinas que en otras. Creo que estamos en una línea muy buena y hay que seguir en ella.

Usted es un referente para muchas jóvenes, ¿qué consejo les daría a aquellas que quieran dedicarse al deporte profesional?

Que sepan que hay q trabajar duro, como todo en la vida, y que vayan a entrenar y a jugar disfrutando de cada instante. Que si eligen este camino, que sepan que solo llegan unos pocos, que es difícil, pero que por el camino te formará y te dará unas herramientas que se pueden aplicar toda la vida... Y, sobre todo, les diría que disfruten del deporte en equipo, que es maravilloso.

Cuando da charlas como ‘coach’, incide en estos aspectos…

Depende de la que me pidan: de liderazgo, de trabajo en equipo… Pero vayas a entrenar o a trabajar, siempre hay que ir en una actitud positiva porque la negatividad acaba pasando factura.

¿Cómo ve la situación actual del baloncesto femenino?

Muy buena. Después de la crisis que hubo, que golpeó de lleno al deporte femenino, ahora se está recuperando. Vamos a ver cómo afecta la covid, pero hay un factor que creo que va a ser muy importante. Los equipos de ACB están empezando a sacar sección femenina y eso creo que es un impulso bastante grande.

¿Cuál es su meta ahora?

Ahora que trabajo como comentarista, quiero dar la mejor versión que me pueda permitir como comunicadora y, sobre todo, estar como estoy, que es feliz y disfrutando de la vida. A veces nos liamos, pero ser feliz en estos momentos... hay mucha gente que quiere y no puede. Voy a trabajar feliz e intento estar lo más positiva posible dentro de la situación que estamos viviendo ahora, que es bastante difícil. 

-Ir al especial Mujeres de Éxito.

Etiquetas