Sociedad
Suscríbete por 1€

niños y tecnologías

"Mamá, tengo otra videollamada ahora, ¿me dejas el móvil?"

Muchos padres se ven obligados estos días a compartir el móvil con sus hijos para que estos puedan comunicarse con sus amigos o la familia.

Whatsapp, principal medio de comunicación entre los niños estos días.
Whatsapp, principal medio de comunicación entre los niños estos días.

Lucía, de 11 años, ha quedado a las 20.30 para hacer una videollamada con sus amigos del colegio. Suelen hacer una cada dos días y, en ella, aprovechan para combatir el aburrimiento a base de recomendarse series, hacerse fotos o jugar 'online'. También se ha creado un grupo de WhatsApp con otras compañeras y, por si no fuera suficiente, se ha descargado otra aplicación de mensajería alternativa para estar comunicada con ellas cuando estén en el ordenador o la tablet y no puedan 'wasapearse'. Para esta hace falta abrirse una cuenta en Gmail, así que, como añadido, también se pueden enviar emails y documentos adjuntos.

Además, Lucía y sus amigos están conectados gracias a recursos de entretenimiento como el Tik Tok, en el que es posible grabarse con música, o el Brawl Stars, juego típico de superar obstáculos. En ambos, es posible mensajearse por privado.

Si a esto se le suma las videollamadas a los abuelos, tíos o primos, y el tiempo que deben dedicar a las plataformas tecnológicas para cumplir con su tarea escolar, resulta que los niños de hasta 12  años han aumentado en estos días considerablemente el tiempo que pasan conectados a internet y, por tanto, el uso que hacen de los dispositivos tecnológicos. Así que cabe preguntarse, ¿este cambio de hábitos conlleva algún riesgo?, ¿es beneficioso para la educación de nuestros hijos?

La psicóloga María González, miembro de la Asociación Aragonesa de Psicopedagogía, explica que el principal riesgo de la red es entrar en contacto con extraños o exponer su imagen y privacidad: "No hay problema si se comunican con sus amigos del colegio o con su familia, tampoco si están jugando 'online". La experta recuerda, además, que esta situación de aislamiento doméstico terminará y con ella la necesidad de que los niños se relacionen exclusivamente a través de internet.

Pantallas sí, pero con control

González recuerda que "vivimos en un mundo cada vez más tecnológico en el que existe otra forma de comunicarse con la gente que no tiene por qué ser perjudicial".

La experta es partidaria, en cualquier caso, de poner horarios para el uso del móvil y de las pantallas en general con la finalidad de fomentar la creatividad y la imaginación, potenciando así otras alternativas de entretenimiento. Admite que el uso de los dispositivos tecnológicos puede ser adictivo

Estos días se encuentra con padres que teletrabajan y no pueden dedicarle tiempo a sus hijos, por lo que el móvil o la tablet se convierten en su inseparable compañero de juegos y en su única ventana al mundo, lo que no es recomendable para su desarrollo personal.

La supervisión de los adultos es, para la psicóloga, necesaria. "No hay que negarse porque sí a dejarles el móvil o abrirles cuentas de correo electrónico, pero el control de las conversaciones o el manejo de las contraseñas debe ser un asunto de los padres". A este respecto, María González apunta que con estas edades todavía estos gestos no se consideran una intromisión.

Finalmente, indica que con según qué aplicaciones o redes sociales es preciso asegurarse de que las publicaciones no pueden estar al alcance de cualquiera, sino que tienen un carácter privado que no sale del entorno de los amigos o la familia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión