Despliega el menú
Sociedad

educación

Historia y arte sin salir del barrio

Alumnos del IES Ramón Pignatelli de Zaragoza visitan la empresa Adisart, en su barrio: Valdefierro

Los alumnos en la empresa Adisart, donde, sin duda, disfrutaron y aprendieron
Los alumnos en la empresa Adisart, donde, sin duda, disfrutaron y aprendieron
IES Ramón Pignatelli

Sin salir de su propio barrio: Valdefierro, el alumnado de 3º E de ESO del IES Ramón Pignatelli de Zaragoza ha visitado una empresa "sorprendente", en la que fabrican estatuillas tan emblemáticas como las que se entregan en los mismísimos premios Goya, los Simón, del cine aragonés, y los de San Sebastián. Y uno de sus últimos trabajos ha sido el galardón de los premios Picsa a la Sostenibilidad, otorgado a ciudades de varios continentes

Reproducciones para museos

Creaciones artísticas Adisart, que así se llama la empresa, nació hace 41 años en el zaragozano barrio de Valdefierro, "cuando Zaragoza era conocida por este tipo de trabajos dentro y fuera de España", explican los alumnos. Comenzaron reproduciendo imágenes de la Virgen del Pilar y, hoy, siguen fabricando sus piezas con zamak, una aleación compuesta por zinc, aluminio, magnesio y cobre. "Incluso hacen reproducciones de piezas históricas, monedas, armas... para museos", continúan.

Nos cuentan también que, en la fabricación de sus piezas, utilizan dos métodos. Uno, que consiste en introducir el zamak fundido en un molde recauchutado, que se emplea para hacer figuras en mayor cantidad y que no necesiten mucho detalle;y otro, más elaborado, que utiliza arena fina tratada para hacer moldes de cera. "Esta técnica –afirman–, que ya utilizaban griegos y romanos, les sirve para elaborar piezas mas cuidadas".

"Mario y José Antonio –apuntan los alumnos– nos han enseñado el trabajo de fundición, el pulido de las piezas, el baño final;y el tiempo y cuidados que requieren estas figuras". Por supuesto, escudriñaron el almacén donde se encuentran los productos ya terminados, "como un hacha de Kratos, espadas con símbolos del Ragnarok –el fin del mundo de la mitología nórdica–, una máscara de Zeus…". Y también algunos ejemplos de las metopas que fabrican con escudos y placas, incluso, para el Ejército. "Estamos muy satisfechos y agradecidos –concluyen– de que nos hayan permitido ver de cerca cómo trabajan, ya que es una empresa de las que quedan pocas en Zaragoza. Hemos conocido algo importante sobre nuestro barrio, Valdefierro, donde se han desarrollado muchas empresas y oficios propios de nuestra ciudad".

Etiquetas
Comentarios