Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

Ideas brillantes

Corales biodegradables impresos en 3D para todos los gustos

Plantean salvar el ecosistema asociado a los corales que desaparecen empleando corales sintéticos fabricados con materiales biodegradables y económicos, como la harina de maíz.

Modelos impresos en 3D de Acropora formosa, un tipo de coral del Índico y el Pacífico, anclados en una zona de arrecife para observar la reacción de los peces
Modelos impresos en 3D de Acropora formosa, un tipo de coral del Índico y el Pacífico, anclados en una zona de arrecife para observar la reacción de los peces
Universidad de Delaware

El progresivo y acelerado calentamiento global y los cada vez más frecuentes eventos meteorológicos extremos -como huracanes y tifones o temporales marinos- consecuencia del mismo, suponen una grave amenaza para los ecosistemas marinos y, más concretamente, para los arrecifes de coral, que se ven dañados y destruidos por ambos motivos. Un deterioro y pérdida que a su vez repercute y pone en peligro a las numerosas especies que conforman este ecosistema, como las distintas variedades de peces de arrecife que crían en ellos o las larvas de coral que se fijan sobre el esqueleto o estructura ya existente y, al desarrollarse, lo renuevan, regeneran y consolidan.

Sin embargo, y a la espera de que se alcance una solución global que frene o minimice el cambio climático, es posible que sí haya una solución de carácter inmediato para evitar la pérdida de un ecosistema tan exuberante como delicado: el empleo de corales sintéticos fabricados por impresión en 3D con materiales biodegradables y económicos como la harina de maíz; que puedan sustituir o reemplazar a los naturales perdidos y de este modo permitir a los animales que dependen de ellos disponer de un hábitat o entorno natural en el que prosperar; así como ejercer de armazón o esqueleto temporal para el crecimiento de nuevo coral, que, una vez cumplida su función, se degrade sin perjuicio para el medio.

Esta brillante idea está hoy un paso más cerca de hacerse realidad gracias al estudio de laboratorio efectuado por oceanógrafos de la Universidad de Delaware que han comprobado que dos de los principales habitantes de los arrecifes, los peces damisela y las larvas de coral mostaza se comportan igual ante estos corales en 3D que ante los naturales y que, con ambos a su disposició,n no muestran preferencia por el natural.

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios