Despliega el menú
Sociedad

sucesos

Siete británicos, expulsados de un vuelo de Manchester a Tenerife por una trifulca

El capitán del vuelo de Easylet acordó hacer una parada técnica en Faro para dejar a los causantes de la pelea,  entre ellos un grupo que iba a celebrar una despedida de soltero a la ciudad canaria. 

Siete pasajeros británicos, expulsados de un vuelo de Manchester a Tenerife por una trifulca
Siete pasajeros británicos, expulsados de un vuelo de Manchester a Tenerife por una trifulca
Youtube

Una violenta discusión protagonizada entre dos grupos de jóvenes en el vuelo de Easylet entre Manchester y Tenerife del pasado jueves se saldó con la expulsión de siete británicos del aparato. Tan agria fue la pelea que el piloto se vio obligado a hacer un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Faro, al sur de Portugal,  para que los miembros de seguridad del avión echaran a los siete británicos. 

Según explicaron algunos testigos presenciales al diario 'The Sun', unas dos horas después del despegue se desató la trifulca, cuando varias personas se sentaron en la parte de atrás del avión y empezaron a pegarse entre ellos.

Según explicó un pasajero, en la pelea se implicaron un grupo de unos diez jóvenes que viajaban juntos en una despedida de soltero y otros cuatro jóvenes. Otro de los testigos explicó que una mujer trató de mediar y se puso en medio de quienes estaban discutiendo, pero un joven le escupió en el ojo.  Otros viajeros se quejaron del mal comienzo de sus vacaciones. 

A consecuencia de la pelea, y al ver que iba a más, el capitán decidió desviarse a Portugal. Los jóvenes que iban a Tenerife de despedida de soltero todavía se soliviantaron más ante esta decisión y, siempre según testigos presenciales, llegaron a pelear con personal de la tripulación, quejándose de que tenían que llegar a la ciudad canaria para pasar el fin de semana. Dos horas después de aterrizar en Faro, el avión llegó Tenerife. 

Etiquetas
Comentarios