Sociedad

Tercer Milenio

Ciencia ciudadana

Una app para proteger a las tortugas marinas este verano

Los últimos veranos el número de nidaciones de tortugas marinas (Caretta caretta) en las costas de la península ibérica ha ido en aumento. Saber cómo actuar cuando se detecta la presencia de tortugas es clave. La Universidad de Vic-Universidad Central de Cataluña acaba de crear una app para facilitar la comunicación entre los ciudadanos que detecten una actividad de anidación y los técnicos y administración responsables de gestionarla.

Cría de tortuga marina
Cría de tortuga marina
UVic-UCC

El año 2017, entre los meses de junio y septiembre, se registraron trece eventos de nidaciones de tortugas marinas (Caretta caretta), y el año pasado se localizaron diez, entre rastros de tortuga, hembras, nidos con puesta y crías que ya han nacido y quieren llegar al mar. En el marco del proyecto divulgativo Caretta a la vista, sus responsables en la Universidad de Vic - Universidad Central de Cataluña (UVic-UCC) han creado una app para garantizar que se respete y no se interfiera en la vida de estos animales.

La aplicación móvil (de momento disponible para Android) quiere "mejorar los protocolos de actuación y reducir el tiempo de reacción entre el aviso y la actuación, que es clave para asegurar el respeto para la actividad de las tortugas", explica Elena Abella, una de las coordinadoras del proyecto, experta en tortugas marinas y miembro del CT BETA (Centro Tecnológico en Biodiversidad, Ecología y Tecnología y Gestión Ambiental y Alimentaria) de la UVic-UCC. Por eso la clave de su éxito es el trabajo coordinado con la administración local y regional como herramienta de detección y gestión de eventos.

La herramienta se estructura en tres grandes bloques: el primero permite alertar, de forma instantánea y con solo un clic desde la app, de la detección de un rastro, una tortuga, un nido o crías. La aplicación contacta automáticamente con el teléfono de emergencias 112 y pone en marcha los protocolos de gestión estipulados.

El segundo bloque da consejos claros y prácticos de cómo actuar ante la sospecha de cualquier presencia de estos animales. También lista los diferentes grupos de voluntarios ya existentes que se organizan para patrullar por las playas, por si se quiere contactar o colaborar.

Por último, un apartado de aprendizaje comparte materiales didácticos sobre, por ejemplo, el proceso de nidificación o sobre cómo reconocer rastros e identificar nidos. La aplicación ya funcionará durante toda esta campaña, pero se prevé que esté del todo implementada como herramienta de detección y gestión de eventos a finales de este 2019.

Este recurso se suma al resto de materiales que, desde su inicio en el año 2016, el proyecto Caretta a la vista ha ido creando para difundir el conocimiento sobre la biología de las tortugas marinas y promover la implicación de la ciudadanía en la gestión correcta de los eventos de nidificación en nuestras costas.

Hasta ahora se han elaborado un spot televisivo con consejos sobre cómo proceder y una exposición itinerante sobre la tortuga marina y sobre el proyecto, así como diferentes materiales didácticos. Cada año, además, se imparten charlas, formación y talleres tanto para la ciudadanía en general como para socorristas, policías locales, guardacostas, técnicos municipales u otros profesionales que puedan tener que gestionar un evento.

Respuesta adaptativa al cambio climático

La tortuga marina o boba es una especie amenazada, catalogada a escala mundial como vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, 2015), y que en el mar Mediterráneo normalmente hace la puesta en las costas orientales (Chipre, Grecia, Turquía, etc.). A pesar de que el aumento de su presencia en la península es una evidencia, es difícil hacer una previsión del número de nidificación que tendrán lugar este año y los lugares geográficos que escogerán, o encontrar una explicación del porqué de este incremento progresivo durante los meses de verano.

Estudios recientes apuntan a factores que van "desde el azar hasta errores en el comportamiento e identificación de las playas de sus madres para volver a nidificar o la selección de estas playas por parte de las tortugas", enumera Mireia Aguilera, la otra coordinadora del proyecto.

Según la investigadora, sin embargo, lo más probable es que "nos encontremos ante individuos que buscan nuevas zonas para reproducirse, ampliar su distribución en la nidificación y dar respuestas adaptativas ante un escenario de aumento de la temperatura global". Por un lado, el cambio climático "está haciendo posible que las tortugas se reproduzcan y nidifiquen latitudes más altas que hace unos años".

Por otra parte, el aumento de temperatura "puede hacer inviables las zonas de reproducción habituales, por la imposibilidad de incubar los huevos y porque con temperaturas de incubación más altas incrementa el nacimiento de hembras y se produce un desequilibrio de la población". Asimismo, "la subida del nivel del mar puede hacer desaparecer espacios de nidificación habituales".

El proyecto Caretta a la vista recibe la financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, y el apoyo del Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña y la Asociación Herpetológica Española (AHE), entre otros.

Esta sección se realiza en colaboración con el Observatorio de la Ciencia Ciudadana en España, coordinado por la Fundación Ibercivis

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios