Sociedad

Opinión

Potenciar el interés por la ciencia y la ingeniería entre las chicas

Por
  • Tomás Escudero Escorza
Una de las actividades del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.
Una de las actividades del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.
Guillermo Mestre

Es incuestionable que actualmente la igualdad sexual es un tema tremendamente apoyado socialmente y por los partidos y responsables políticos y por la legislación sobre ello. Sin embargo, existe algún hecho conductual como el que analizamos en este artículo, la escasa elección por parte de las chicas de titulaciones de ciencia e ingeniería, que incide poco positivamente en su igualdad en los ámbitos de actividad laboral y desarrollo profesional. Por ello, es razonable el intento de modificar esa situación conductual para reforzar la igualdad entre ambos sexos.

En todos los países desarrollados y en sus universidades hay preocupación por la escasa presencia de las chicas en los estudios STEM (siglas en inglés de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), con numerosos estudios y análisis académicos y sociológicos intentando comprender la situación y encontrar fórmulas de mejora de la misma.

En una gran mayoría de los países las mujeres ya sobrepasan a los hombres entre los estudiantes de las universidades, siendo mayoría generalmente en casi todas las titulaciones menos en los estudios STEM, donde el porcentaje de varones es mayor. En España, con un 54% de alumnas en las universidades, no llegan al 25% de las carreras STEM según los datos del Ministerio de Educación y Ciencia.

En nuestra Universidad, con 27.478 estudiantes matriculados en este curso 2018-2019, 14.791 son mujeres y 12.687 hombres, con menos hombres que mujeres en quince centros. Sin embargo, en la Escuela de Ingeniería y Arquitectura el 73% son hombres, con mayoría en casi todas las titulaciones y una enorme diferencia en la mayoría de las ingenierías. También hay más hombres en la Facultad de Economía y Empresa, en el Centro Universitario de la Defensa y en las tres Escuelas Politécnicas. La Facultad de Ciencias tiene 976 alumnas y 917 alumnos, con más alumnas en bastantes titulaciones, pero en la Graduación en Física el 73% son varones y en Matemáticas el 63%.

Los numerosos estudios en distintos países de esta diferencia de elección de titulaciones STEM por las mujeres demuestran que este hecho se produce en los países con gran igualdad de género, de educación y de libertad de elección de estudios. También se demuestra que esto no sucede por razones de capacidad, pues la igualdad de capacidad entre las mujeres y los hombres no aumenta su elección de los estudios STEM. Por lo tanto, este hecho que estamos analizando no está condicionado por la desigualdad sexual y por problemas de capacidad. Está condicionado por la actitud no positiva de las mujeres hacia esos estudios, algo que se señala como un tema no fácil de resolver, aunque se ofrecen algunas ideas para fortalecer el interés por las ciencias y la ingeniería.

En un estudio del tema realizado por un grupo denominado como feminista, se concluía diciendo que la solución es no dejar elegir y obligar a mujeres a estudiar ciencias e ingeniería. Naturalmente, este hecho es poco defendible pues no es justo quitar a las mujeres la libertad para elegir carrera.

Muchos de los estudios sobre el tema sugieren la mejora actitudinal de las chicas para las carreras STEM cambiando algunas conductas familiares y escolares que fortalecen las actuales actitudes. Se señala que la brecha de género empieza en casa con los juguetes sexistas y con orientaciones educativas diferenciadas según el #sexo, lo que se solicita cambiar. Igualmente, los centros educativos no deben fortalecer la idea de asignaturas más masculinas y más femeninas y deben ser lugares donde todas las personas realicen su potencial en todos los campos del currículum sin tener en cuenta el sexo. Se señala también que actualmente los niños tienden a asociar las matemáticas con los niños y no con las niñas.

Aceptando las propuestas de los estudios sobre el tema, esta mejora actitudinal de las chicas hacia las ciencias y la ingeniería no es fácil pero es importante y es por ello que los ambientes familiares y escolares en dicho terreno deben mejorarse para evitar las diferencias sexuales.

Tomás Escudero Escorza es catedrático emérito de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación de la Universidad de Zaragoza

Etiquetas