Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

Tercer Milenio

Sistemas eléctricos y comunicaciones

Emisiones electromagnéticas bajo control en el medio ambiente

El Instituto Tecnológico de Aragón, desde su área de Sistemas Eléctricos de Potencia, lleva más de una década realizando estudios y medidas de campos electromagnéticos. Las simulaciones y los mapas de emisiones permiten comprobar si se cumplen las normas y recomendaciones que establecen los valores límite de exposición tanto de público en general como de trabajadores.

Medidas de banda ancha y estrecha para el radar de Taborno (Tenerife).
Medidas de banda ancha y estrecha para el radar de Taborno (Tenerife).
Itainnova

El auge de la electrificación de sistemas y los sistemas de comunicación han intensificado las emisiones radioeléctricas al medio ambiente, incrementando los niveles de campos electromagnéticos a los que las personas pueden estar expuestas. Por este motivo, desde hace años se ha ido consolidando una serie de normas y recomendaciones cuya finalidad es proteger la salud y la seguridad contra los riesgos que puedan derivarse de la exposición a dichos campos, establecer las condiciones de protección del dominio público radioeléctrico y restringir las emisiones radioeléctricas. Esta legislación básicamente establece unos valores límite de exposición que dependerán del ámbito de aplicación, ya sea público en general o bien trabajadores.

Normas y recomendaciones

Los niveles de exposición del público en general están regulados por el Real Decreto 1066/2001 de 28 de septiembre, que recoge los criterios establecidos en la Recomendación del Consejo del 12 de julio de 1999 relativa a la exposición del público a campos electromagnéticos (1999/519/EC). Para el caso de los trabajadores, los niveles están regulados por el Real Decreto 299/2016 del 22 de julio. Este real decreto traspone al derecho español el contenido de la Directiva 2013/35/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de junio de 2013, las disposiciones mínimas de salud y seguridad relativas a la exposición de trabajadores a los riesgos derivados de agentes físicos (campos electromagnéticos).

El impacto que supone la trasposición al derecho español del contenido de la Directiva 2013/ 35/UE está teniendo grandes implicaciones hoy en día. Por un lado regula las disposiciones encaminadas a evitar o reducir los riesgos, pero también incluye la obligación empresarial de elaborar y aplicar un plan de acción (medidas técnicas y/u organizativas) destinado a evitar que la exposición supere los límites definidos en ella y a establecer la obligación del empresario de realizar una evaluación de riesgos de las áreas de trabajo.

Las empresas están obligadas a evaluar los riesgos y a elaborar y aplicar un plan de acción

Uno de los aspectos más destacados que marca el real decreto es la atención que presta a los aspectos de prevención, poniendo especial énfasis en la necesidad de formar e informar a los trabajadores de los riesgos que plantea su actividad. Todo este nuevo marco regulador está requiriendo en la gran mayoría de los casos, una serie de medidas, estudios y cálculos que permitan conocer en detalle el nivel de los campos electromagnéticos a que estén expuestos los trabajadores, de forma que se pueda realizar una evaluación de riesgos a partir de datos objetivos.

Estudios y medidas

El área de Sistemas Eléctricos de Potencia de Itainnova lleva más de una década realizando estudios y medidas de campos electromagnéticos asociados a esta temática. Los primeros trabajos se centraron en la realización de medidas del nivel de campo electromagnético en sistemas de radiocomunicaciones (antenas principalmente).

Posteriormente, la entrada en vigor de una normativa de producto en el sector ferroviario (EN 50500), en uno de cuyos apartados se abordaba específicamente esta problemática, supuso un gran impulso en esta área. Durante varios años se participó en numerosos proyectos del sector ferroviario, en los que se realizaron diversas simulaciones numéricas y medidas de bajantes de cableados, bobinas, líneas eléctricas o subestaciones, con la finalidad de poder establecer un mapa de emisiones electromagnéticas que permitiera asegurar las recomendaciones marcadas por las guías elaboradas por la ICNIRP (International Commision on Non-Ionizing Radiation Protection). Estos estudios sirvieron para poder establecer un método que permitiera determinar los campos electromagnéticos alrededor de los equipos y así poder establecer, durante la fase diseño, el cumplimiento con las recomendaciones del consejo 1999/519/EC y la directiva 2004/40/CE, hoy derogada y ya sustituida por la 2013/35/UE.

Antenas radar seguras en los aeropuertos

En los últimos tres años, se ha intensificado notablemente la actividad de elaboración de estudios y medidas de campos electromagnéticos, como consecuencia de la trasposición al derecho español del contenido de la Directiva 2013/ 35/UE, centrada en los trabajadores. En este contexto, Itainnova, entre otras actuaciones realizadas, ha trabajado en estaciones radar asociadas a diferentes aeropuertos de la geografía española. Los más destacados han sido El Prat de Llobregat en Barcelona, Adolfo Suárez-Barajas en Madrid, la estación radar el Judío en Sevilla, la estación radar de Taborno en Tenerife o la estación radar de Monflorite en Huesca. Además de abordar la obtención de los niveles de campos electromagnéticos globales (mediciones en banda ancha), se llevaron a cabo mediciones mediciones más complejas y asociadas a las frecuencias de operación de los distintos radares (mediciones en banda estrecha).

Estos estudios permitieron afirmar que los niveles de campo eléctrico generados por dichas antenas radar en las frecuencias de transmisión no superaban los niveles de referencia, tanto en los emplazamientos asociados a la exposición de trabajadores como a los emplazamientos asociados a la exposición de público general en las poblaciones cercanas.

Esta actividad tuvo un gran impacto en la sociedad que habita en áreas limítrofes a los aeropuertos, ya que basándose en estos estudios se ha podido informar a las personas que diariamente se veían expuestas a los campos electromagnéticos asociados de los niveles a los que están sometidos, contribuyendo a generar un clima de tranquilidad y confianza en la sociedad que convive con estos dispositivos.

Prevención de riesgos laborales

En estos últimos años se han intensificado los trabajos de cooperación de Itainnova con los grupos de prevención de riesgos laborales de diferentes empresas. Cada vez con mayor frecuencia, las compañías demandan estudios, basados en medidas acreditadas por Enac y por simulaciones numéricas. Su finalidad es evaluar los niveles de campos electromagnéticos a los que están expuestos los trabajadores. Los responsables de prevención exigen en algunos casos realizar las medidas según acreditación Enac. Así se garantiza que se realizan no solo siguiendo estándares de calidad Enac para los equipos utilizados, sino que también se asegura la competencia del personal que las acomete, tal como pide Enac para otorgar la acreditación correspondiente.

La información obtenida con las medidas y complementada con las simulaciones resulta muy valiosa para los grupos de prevención para definir áreas de alto riesgo de exposición y, por lo tanto, adelantarse a problemas futuros.

Hoy en día estos estudios están siendo demandados sobre todo en centros hospitalarios (zonas de resonancias magnéticas), fabricantes de sistemas IoT (internet de las cosas) y desarrolladores de sistemas de telefonía móvil de última generación. Itainnova puede ofrecer la combinación de medidas, simulaciones y estudios adicionales gracias a la instrumentación de que dispone el instituto, utilizada en proyectos de investigación. En manos de un personal altamente cualificado en la temática (doctores e ingenieros máster), permiten profundizar en este tipo de estudios, dotando de un valor añadido a los trabajos realizados por el grupo.

Mateo Iglesias y Fernando Arteche Área de Sistemas Eléctricos de Potencia de Itainnova

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios