Sociedad

Opinión

Levantad la mano

Verónica Pérez, rodeada de periodistas en Ferraz.
Efe

Levantad la mano en las comparecencias sin preguntas. Hacedlo siempre, por sistema. Mirad a la cara al político que no admite preguntas y, sobre todo, mirad a la cara a vuestros compañeros que trabajan junto al poder. No es un asunto de poder. Es un problema profesional. No es un asunto de ideología. Lo hacen unos y lo hacen otros. Lo van a hacer cada vez más. Levantad la mano siempre. Como protesta, como gesto de dignidad. No aceptéis la expresión «comparecencia sin preguntas» como no aceptaríais «bosque sin árboles».

Hace tiempo que el poder movió sus fichas y os dio un jaque. Pasa el tiempo y parece que no hay respuesta. Lo siguiente, ya lo sabéis, se llama jaque mate. No tengáis miedo. No se puede vivir con miedo. Levantad la mano hasta que resulte violento.

¿Quién crea el lenguaje? ¿Quién inventa las palabras? ¿De verdad creéis que debemos dejar esta responsabilidad a los políticos? Hacen falta filtros. Os dicen que es un asunto de ideología: está mal cuando lo hace el que no piensa como tú. No es eso. Nada de eso. Lo hacen porque piensan que su profesión es mejor que la vuestra y porque hay asuntos que quieren ocultar. Eso se llama superioridad moral y manipulación.

Levantad la mano porque es lo único que os queda. Sed molestos. Sed la voz de la gente que espera exigencia y control. Levantad la mano hasta el absurdo. Ganad la batalla, por favor.

Etiquetas