Despliega el menú
Sociedad

¿Cuál es la temperatura ideal en invierno en casa o la oficina?

El termostato es una de los aspectos de fricción más comunes durante el invierno. Pasar frío o calor es causa de tensión en las viviendas y las empresas.

Controlar la temperatura de casa es un tema importante
Controlar la temperatura de casa es un tema importante
Pixbay

Con la llegada del frío y la puesta en funcionamiento de las calefacciones llegan los primeros conflictos tanto en las viviendas como en las empresas: ¿qué temperatura es la más adecuada en cada caso?

El Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios establece que la temperatura en los edificios en invierno debe estar entre 21ºC y 23ºC con una humedad de entre el 40% y el 50%. El mismo tiene en cuenta la vestimenta que lleven las personas y la intensidad de la actividad realizada para determinar su bienestar térmico, razón por la que la temperatura ideal varía durante los meses de verano y de invierno.

La calefacción, necesaria para mantener las viviendas y las oficinas a una temperatura adecuada, incrementa la factura del gas o la eléctrica durante los meses de invierno. Para reducir el consumo de energía y por tanto los gastos y teniendo en cuenta que la actividad se reduce por la noche, el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía reconoce será conveniente bajar el termostato un par de grados mientras se está durmiendo.

Trabajar a la temperatura adecuada

El aire acondicionado en verano y la calefacción en invierno suele generar conflictos sobre cuál es la temperatura ideal en el puesto de trabajo. Tener los grados adecuados ayudará a que el bienestar de los trabajadores sea mayor y, por eso, el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo establece que la temperatura ideal en estos lugares durante los meses de invierno será de entre 20ºC y 24ºC.

En el anexo III del Real Decreto 486/1997 se establecen una serie de criterios gracias a los cuales se logrará la temperatura óptima en estos espacios. Esta legislación contempla aspectos como la humedad o el aire y su periodicidad de renovación para controlar el bienestar térmico mientras se está trabajando.

Etiquetas
Comentarios