Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Heraldo Joven

¿Cómo salgo de una depresión?

La psicóloga Eva Mª González hace hincapié en la necesidad de diferenciar esta situación emocional con la de tristeza.

La tristeza es un estado transitorio que se experimenta ante una situación concreta y la depresión presenta mayor duración e intensidad
La tristeza es un estado transitorio que se experimenta ante una situación concreta y la depresión presenta mayor duración e intensidad
Freepik/pressfoto

La depresión es un trastorno del estado de ánimo que afecta a lo que uno piensa (autocrítica, pesimismo, preocupación, dificultad para tomar decisiones, pensamientos negativos acerca de uno mismo y el futuro…), a la conducta (aislamiento, pérdida de motivación, llanto...), a nivel emocional (tristeza, ansiedad, culpabilidad) y a nivel somático (falta de energía, dormir mucho o muy poco, sensación de cansancio, dolores..), además de limitar áreas vitales como el ámbito familiar, los estudios o el trabajo, las relaciones sociales...

A veces se utiliza coloquialmente la expresión 'estoy deprimido' sin constituir verdaderamente una depresión, por ello conviene distinguirlo de la tristeza.

La tristeza es un estado transitorio que se experimenta ante una situación concreta y la depresión presenta mayor duración e intensidad.

Los jóvenes ante la depresión sienten una desconexión con ellos mismos y con los demás, irritabilidad, enfado, sufrimiento emocional, soledad, falta de control, dificultad para concentrarse y sentimientos de ser diferente o anormal, además de aislamiento familiar y social.

"Es muy importante buscar fuentes de apoyo, siendo la familia la que puede facilitar el acceso a la ayuda profesional, que conviene que se realice cuanto antes; ya que aún en los casos más graves se puede tratar", explica la psicóloga Eva Mª González, de Psicólogos Sexólogos Zaragoza.

La terapia cognitivo conductual (centrada en el cambio conductual progresivo, modificación de creencias disfuncionales, técnicas cognitivas de afrontamiento...) es un tratamiento de probada eficacia que se complementa en función de la gravedad con fármacos antidepresivos (prescritos a ser posible por un psiquiatra).

"En el caso de tomar un fármaco debe de acompañarse de la terapia psicológica para aportar las técnicas y recursos a utilizar aunque se retire posteriormente el fármaco", apunta.

¿Qué puedo hacer mientras tanto?

No tomar decisiones importantes mientras no mejore la depresión (separación, cambio de trabajo, cambio de ciudad…). Buscar apoyo familiar y en amigos de confianza, y desde ese apoyo buscar la ayuda profesional. Realizar tareas que supongan un pequeño avance, como llamar a un amigo, ir al cine, realizar alguna actividad no costosa con la que anteriormente se obtenía satisfacción. (El avance en las tareas será progresivo, de menor a mayor dificultad) Priorizar y dividir tareas grandes en otras tareas más pequeñas de bajo coste personal. Esperar que el ánimo mejore poco a poco, no son cambios inmediatos (tanto si hay medicación como si no, se requiere un tiempo).- Ir al suplemento de Heraldo Joven

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión