Sociedad
Suscríbete

Los trucos para templar los nervios

Organizar una boda puede provocar un estado de nerviosismo y ansiedad que es preciso controlar para que los días previos no se conviertan en un infierno.

Es conveniente dormir al menos siete horas diarias para no afrontar con fatiga las tareas que hay por delante.
Es conveniente dormir al menos siete horas diarias para no afrontar con fatiga las tareas que hay por delante.
Unsplash.

Organizar un acto tan importante como una boda, con todos los preparativos que conlleva, puede llegar a provocar un estado de nerviosismo y ansiedad en los novios que es preciso identificar y controlar para que los días previos no se conviertan en un infierno. Para poder llevar con entereza estos momentos y disfrutar de las cosas buenas que tiene ese proceso, existen una serie de trucos que resultan de gran utilidad.

En primer lugar, es vital delegar funciones. A menudo, la pareja quiere encargarse de todo, lo que puede llevar a que se vea desbordada. Son tantos los detalles a los que hay que atender que lo más saludable es que las personas de confianza ayuden a los novios con tareas como las gestiones con los proveedores, que pueden llegar a suponer un tiempo considerable, pero cuya realización no es dificultosa en la mayoría de los casos.

Tampoco es buena idea hablar de la boda las 24 horas del día, por eso también es beneficioso distraerse saliendo con amigos, viendo películas, leyendo libros, paseando por el campo o haciendo una escapada de fin de semana.

Para relajar la mente y vencer la ansiedad, lo ideal es practicar algún deporte al menos una vez a la semana. Asimismo, cuidar la alimentación es fundamental para disponer de la energía necesaria que requieren estos días. Es conveniente consumir productos saludables, beber bastante agua y evitar los excesos en sustancias como el café, la nicotina o alcohol, que solo contribuirán a aumentar el estrés.

La importancia del descanso

Aunque las emociones estén a flor de piel, es conveniente dormir al menos siete horas diarias para no afrontar con fatiga y letargo las tareas que hay por delante.

Normalmente el descanso suele reducirse al mínimo en numerosas ocasiones en los preparativos, pero es fundamental pernoctar lo suficiente con el fin de que estos no sean más costosos.

- Más información en 'Suenan campanas', la guía de bodas de HERALDO.

Etiquetas
    Comentarios
    Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión